Un total de 98 empleados administrativos de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), recibieron su base definitiva, obteniendo así certeza en su estabilidad laboral. De las bases otorgadas, 17 corresponden al Campus Ensenada, 53 al Campus Mexicali y 28 al Campus Tijuana.

El Rector de la UABC, doctor Daniel Octavio Valdez Delgadillo, indicó que la entrega de bases administrativas significa certidumbre laboral, fomento a la identidad institucional y al sentido de pertenencia de la Máxima Casa de Estudios. Expuso que además, adquiere relevancia por el contexto económico que hoy vivimos en el país, donde otras instituciones de educación superior sufren para cumplir con sus responsabilidades salariales.

“Afortunadamente esta no ha sido la condición de nuestra Universidad y hacemos desde la administración central en conjunto con el Patronato Universitario, grandes esfuerzos por mantener la sustentabilidad económica en un contexto de gran incertidumbre como el que hoy vivimos en Baja California” manifestó el Rector y destacó también el manejo eficiente de las finanzas y la sana relación con los sindicatos, lo que permite la estabilidad laboral que históricamente ha distinguido a la UABC.

“Es oportuna la ocasión para agradecerles su entrega, porque sin el valioso trabajo de cada uno de ustedes, sumado al de muchas generaciones de mujeres y hombres, la UABC no habría podido consolidarse como una gran Institución de prestigio reconocido al servicio de la comunidad de Baja California, a través de una educación superior de calidad” expuso.

Por su parte, el licenciado Nazario Rangel Cataño, Secretario General del Sindicato Estatal de Trabajadores Universitarios (SETU), mencionó que para él es un honor presenciar la entrega de bases definitivas a los trabajadores Cimarrones ya que representa un reconocimiento al esfuerzo de sus responsabilidades en cada uno de los puestos donde desempeñan sus labores cotidianas. “Siéntanse seguros de tener una estabilidad laboral plena en esta gran Institución” expresó. Asimismo, exhortó a los trabajadores basificados a seguir cumpliendo sus funciones con responsabilidad y calidad.

El maestro Antonio Rosalío Rodríguez Berrelleza, Coordinador General de Recursos Humanos, resaltó en su mensaje que la basificación también es la motivación constante de hacer mejor las cosas día con día. “La UABC es tan noble, que antepone la necesidad de cada uno de sus trabajadores a las propias y cada catorcena tenemos una prueba, así como el respeto al pago efectivo de cada una de las prestaciones que se desprenden del contrato colectivo de trabajo”, declaró.

Conformaron también el presídium el doctor Edgar Ismael Alarcón Meza, Secretario General; doctora Mónica Lacavex Berumen, Vicerrectora del Campus Ensenada; doctora Gisela Montero Alpírez, Vicerrectora del Campus Mexicali; y la maestra Edith Montiel Ayala, Vicerrectora del Campus Tijuana.