BBVA, principal grupo financiero del país, propuso al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador posponer la meta de superávit primario –antes del pago de intereses– con el fin de generar recursos para mejorar el crecimiento de la economía mediante una política que revierta el ciclo de desaceleración.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA, explicó que si bien, es “afortunado” que la actual administración cuente con un compromiso de mantener las finanzas públicas sanas, desde hace mucho tiempo, sería mejor que el país diseñe reglas fiscales que permitan “seguir políticas fiscales contracíclicas”.

El gobierno actual se ha comprometido con mantener este año un superávit primario, la diferencia entre ingreso y gasto del sector público antes del pago de intereses de la deuda, equivalente a 1 por ciento del producto interno bruto (PIB).

“Hoy tenemos una política que si bien es deseable, nos parece que es más restrictiva de lo que debería de ser. Tener un superávit fiscal primario de 1 por ciento, cuando la economía prácticamente no crece no creemos que sea afortunado. Si se presenta otro superávit similar para el año que viene tampoco creemos que sea afortunado. Creemos que los mercados podrían recibir superávits menores, siempre y cuando vinieran acompañados de una regla fiscal creíble”, dijo.

Serrano mencionó que el gobierno debe plantear una Regla Fiscal Anticíclica, con compromisos claros para tener una mayor expansión del gasto cuando la economía crezca por debajo de su potencial, pero ser restrictivo cuando la economía alcance su potencial.

Detalló que si bien, al principio de cada administración se presenta un subejercicio en la erogación del ejercicio, la que actualmente se presenta es mayor a la de las anteriores administraciones. Ejemplificó que, con el expresidente Enrique Peña Nieto, el primer año de gobierno, al primer semestre del año, se gastaba 2.3 por ciento menos a lo programado en el presupuesto, la actual administración presenta un retraso de 5.9 por ciento.

“La ausencia de una regla fiscal contracíclica lo que hace es que los gobiernos tengan que anunciar ahora, para no perder credibilidad, políticas fiscales más reestricitvas de las que serían necesarias en una etapa de bajo crecimiento. Sería fundamental que el país trabaje en construir una Regla Fiscal Contracíclica, que sea creíble”; detalló.

El economista en jefe de BBVA planteó que se debe revisar la Ley de Responsabilidad Fiscal, porque se ha encontrado que la realiza por la administración anterior tiene “huecos significativos”, mismos que permiten a los gobiernos correr déficits si la economía crece menos.

Precisó que los planes deben incluir diversos elementos: en primer lugar, una regla que permita al país tener una política fiscal más laxa cuando el crecimiento sea menor al crecimiento potencial. “Para eso creemos que sería importante tener dos elementos, habría que determinar el crecimiento potencial y el esperado, y sería bueno volver a revisar la posibilidad de tener un consejo fiscal independiente”.

 

 

Con información de www.jornada.com.mx