El Sol de Tijuana

Tijuana.- En reunión con empresarios de diferentes sectores de Baja California, el Senador electo, Jaime Bonilla ratificó la promesa de campaña del ahora Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, por lo que a partir de enero del próximo año se logrará disminuir el IVA al 8% mientras que el ISR bajará al 20%, con lo que se logrará disminuir trabajar bajo la informalidad.

Detalló que estos cambios darán inicio a partir del 2 de enero en lo que llamó una primera etapa, en donde el Municipio no estará incluido, sólo Mexicali, Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito, porque ya no entra en el formato fiscal que indica que estas disminuciones en los impuestos sólo abarcan 30 kilómetros de ancho en el estado.

Agregó que para el mes de febrero o marzo estarían presentando el impacto fiscal y a partir de ahí presentarlo ante el Congreso, por lo que esperan que en seis meses después de la primera etapa podría agregarse la ciudad de Ensenada.

Manifestó que, la reunión tuvo como fin informar los detalles de lo que viene en el nuevo proyecto de nación. Enfatizó que, contrario a lo que se pudiera creer, en el estado de Baja California López Obrador siempre contó con la participación del empresariado al cien por ciento, razón por la que pudieron alcanzar el mayor número de votos en la región.

Con respecto a las delegaciones, enunció que no se van a eliminar, pero sí se realizará un recorte de personal y en algunos casos fusionar alguna de estas delegaciones, para así, evitar que se dependa de tanta infraestructura y nómina, dado que muchas veces el tener más gente es menos eficiencia, más burocracia y más gastos.

“Que quede muy claro que nosotros no venimos a gobernar a partir de las delegaciones, para eso tenemos gobernador y presidente municipal, que no lo hagan -gobernar- es otra cosa, pero esa es la función de ellos, nosotros vamos a vigilar que lleguen los recursos a donde tienen que llegar” aseguró Bonilla sobre el tema de los coordinadores sociales en cada estado.