Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señaló este jueves que cada peso del organismo es “sagrado” y se gastará de manera eficiente y honrada.

En conferencia de prensa, indicó que como director del IMSS combatirá la compra de medicamentos a precios inflados, la priorización equivocada de recursos y las adquisiciones de estos productos en solo unos cuantos proveedores.

“Que cada peso, cada centavo, ya sea de los que aporta el Gobierno federal, pero también las cuotas obrero-patronales, sean cuidados con un ánimo de saber que son sagrados (…) gastarlo de manera eficiente, honrada y sin el menor viso de que pueda haber una situación de corrupción”, afirmó .

Subrayó que dejar de lado las inversiones en el organismo tiene el potencial de representar un fracaso para el Gobierno federal.

“No gastar en el IMSS no necesariamente es un ahorro, puede ser un fracaso de una acción del Gobierno y es ahí donde tenemos que atender el tema de la corrupción”, dijo.

La declaración de Robledo se da después de que en la carta con la que Germán Martínez presentó su renuncia el martes como director del IMSS, el exfuncionario criticara los ahorros llevados en el Instituto por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“El Presidente del Gobierno de México proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo'”, criticó Martínez.

Robledo fue anunciado el miércoles como nuevo director del Instituto en sustitución de Germán Martínez, quien presentó su renuncia el martes a través de un comunicado en el que criticó la “injerencia perniciosa” de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.