Un hombre de 31 años fue acusado ante la justicia de amenazar con abrir fuego en un supermercado de la localidad de Gibsonton, Florida, lo que obligó a evacuar a un millar de personas en medio de la conmoción por los tiroteos que en pocas horas causaron la muerte de al menos 29 personas en Texas y Ohio.

La Oficina del Alguacil del condado de Hillsborough informó por redes sociales de la detención de Wayne Lee Padgett, de 31 años, quien supuestamente amenazó por teléfono con un tiroteo a un supermercado Walmart de Gibsonton, aunque, según medios locales, la policía no halló arma alguna en su casa.

Por ese motivo la acusación formulada contra él es de difundir información falsa sobre el uso de un arma de fuego de manera violenta, según un mensaje de la Oficina del Alguacil.

El juez le impuso una fianza de 7 mil 500 dólares, dijo el canal NBC 6.

La llamada, que fue rastreada y llevó a la policía hasta Padgett, vecino de una localidad del condado Hillsborough, obligó a desalojar del supermercado a un millar de personas el domingo por la tarde.

“Estos delincuentes que buscan que nos atemorice ir de compras, al cine, a conciertos, al trabajo o a la escuela no son más que terroristas”, dijo el alguacil de Hillsborough, Chad Chronister.

Chronister aseguró que no va a “tolerar” esas conductas y hará que se haga justicia hasta el máximo que permita la ley.

Estados Unidos vivió este fin de semana dos tiroteos masivos que dejaron al menos 20 muertos en El Paso (Texas) y nueve en Dayton (Ohio), además de numerosos heridos.

Florida ha sido escenario de dos tragedias similares.

En 2016 un guardia de seguridad de origen afgano mató a 49 personas en una discoteca gay de Orlando cuando se celebraba una fiesta hispana, y en 2018 un joven abrió fuego en su antigua escuela secundaria en Parkland y causó la muerte de 14 alumnos y tres profesores.

 

 

Con información de www.excelsior.com.mx