Un integrante de una peligrosa banda de secuestradores del estado de Sinaloa, fue asegurado por agentes de la Policía Ministerial pertenecientes a la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE), al cumplimentarle una orden de aprehensión.

El Coordinador de la SIE en Mexicali, David Lozano, resaltó que en el último año, la SIE ha colaborado en la cumplimentación de 11 órdenes de aprehensión en contra de peligrosos delincuentes quienes eran buscados en otros estados, destacando 6 de Sinaloa, 3 de Sonora y 2 de San Luis Potosí.

Informó que con base a los Convenios de Colaboración celebrados entre las procuradurías de los estados, las autoridades de Culiacan, Sinaloa, solicitaron el apoyo para asegurar MIGUEL ÁNGEL FAVELA OJEDA, (quien también utilizaba el nombre de Miguel Leyva Soto), acusado de participar en la privación ilegal de la libertad de una mujer.

El incidente se registró en el poblado de Las Milpas, de la sindicatura de El Salado, cuando varios integrantes del grupo delictivo llegaron hasta el domicilio de la víctima y le dijeron que su esposo y sus hijos habían sufrido un accidente cerca de ahí y que uno de ellos se encontraba muy grave.

Debido a que era necesario su presencia de manera inmediata, se ofrecieron para llevarla al lugar; la mujer no desconfió de ellos porque “supuestamente” su esposo los mandó para avisarle, por lo que aceptó el ofrecimiento y se subió al vehículo en el que llegaron estos hombres.

Pero una vez que inició la marcha del automóvil le mostraron unas pistolas y le dijeron que no gritara, ni se alterara, porque la iban a llevar a un lugar, mientras hablaban con uno de sus hermanos para pedirle dinero a cambio de dejarla libre.

La llevaron hasta un lugar desconocido en donde le vendaron los ojos y le ataron las manos, ahí estuvieron durante varias horas, después la trasladaron hasta una vivienda en donde la mantuvieron cautiva cerca de 10 días, mientras realizaban la negociación.

A cambio de su libertad, los secuestradores solicitaron a la familia una fuerte cantidad de dólares, estuvieron durante varios días hablando con ellos, pero como se les dificultaba conseguir el total del dinero del rescate, decidieron aceptar un millón 800 mil pesos. Cabe señalar que la víctima fue liberada sana y salva, después de 10 días de negociación

Antes de realizar el secuestro, este grupo mantuvo vigilada los movimientos de la familia por varios días, analizando la rutina de cada uno de ellos, para decidir quién era más fácil de privar de la libertad, después de elegir a la mujer, planearon la forma de llevarlo a cabo.

Durante la investigación, se estableció que Miguel Ángel, al saber que era buscado por su participación en el secuestro, huyó a esta ciudad en donde estuvo escondido con otra identidad, sin embargo, fue descubierto por las autoridades sinaloenses quienes solicitaron a los agentes ministeriales de Mexicali el apoyo para su captura.

Por lo anterior y una vez realizados los trámites correspondientes agentes ministeriales de Sinaloa, trasladaron a Miguel Ángel Favela Ojeda, y ponerlo a disposición del Juzgado Segundo de primera Instancia del Ramo Penal del Distrito Judicial del Estado de Sinaloa, por el delito de Secuestro.