Nada fácil comandar un portaviones

Cumplirá el Presidente Andrés Manuel López Obrador sus primeros cien días en el gobierno el próximo lunes. Más allá de las programadas celebraciones, empieza a ser evidente que poco a poco cala la realidad del tamaño del gobierno que encabeza.

Algún antecesor comentó que no se conoce la verdadera dimensión del tamaño de la administración de la cual se está a cargo hasta que los asuntos empiezan a llegar al escritorio presidencial. Y es entonces cuando se tiene la sensación de comandar un portaviones.

Quizá el Presidente López Obrador ya la tuvo, a juzgar por su dicho de que lamenta lo lento del gobierno federal. Y empieza a averiguar que, como el portaviones, el tamaño mismo del gobierno hace lento el cambiar de rumbo.

 

SME: una patética operación política

Se revela que el Sindicato Mexicano de Electricistas de Martín Esparza ya es una empresa productora de energía, al asociarse con empresas privadas del sector y convertirse en proveedora de la CFE.

Tienen experiencia, pues ellos “administraban” extraoficialmente Luz y Fuerza, antes que se las quitara el gobierno calderonista. Pero no deja de ser una paradoja que los “parias” y “activistas” de hace poco se conviertan en empresarios.

Lo peor, si el gobierno peñista trataba de congraciarse con el SME al firmar el convenio que le entregó las plantas que antes tenía Luz y Fuerza, fracasó. Si creyó que tendría un aliado electoral, la realidad mostró que lo del SME fue una operación política fallida más.

 

IMSS: a su suerte pacientes de la 25

Hace ya casi seis meses que el Instituto Mexicano del Seguro Social decidió demoler la clínica hospital que funcionaba sobre Calzada Zaragoza, mejor conocida como clínica 25. La demuelen por daños estructurales. Correcta decisión.

Desde los escritorios se decidió distribuir entre tres o cuatro clínicas a la población de derechohabientes que atendía la 25. Pero se trata de una población derechohabiente de muchos, muchísimos miles de personas, lo que dificulte su atención en otras clínicas.

Así, miles de derechohabientes peregrinan a otras clínicas, ven como se posponen sus tratamientos y atención. Ni siquiera pensar en hospitalizaciones. Todo indica que es algo irremediable a mediano plazo, pues con la austeridad no hay dinero ni para la demolición. Mala suerte, asegurados.

 

NOTAS EN REMOLINO

Interesante la discusión y diálogo promovidos por el coordinador de los senadores de Morena Ricardo Monreal sobre el tema de las comisiones bancarias. Y también un riesgo, porque nadie ha calculado que en determinado momento estarán ante la alternativa del diablo: comisiones o tasas fijas… Ahora que anda en España el senador Napoleón Gómez Urrutia, bien le valdría aprender del pragmatismo de los sindicatos españoles, sin los cuales, mucho del éxito económico español del siglo pasado hubiera sido imposible… Bien las aspirantes a ministras de la Suprema Corte que ayer comparecieron ante el Senado. Personalmente, me dejó la mejor impresión la queretana doctora Celia Maya… La violencia de las bandas criminales en Guanajuato confía uno, hará que cambien las franciscanas premisas con que algunos quisieran que operara la Guardia Nacional… Deben tener cuidado en la Secretaría de Economía. El equilibrio entre exportaciones de azúcar e importaciones de fructosa se ha logrado a través de duras negociaciones. Quizá es un mal acuerdo, pero un buen pleito causaría pérdidas multimillonarias… Sigue muchos en el sospechosismo que los incendios en Xochimilco son provocados para tener terrenos libres…