¿Ya acabaron con el neoliberalismo?

En la mañanera de ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador sentenció que, con los principios de la cuarta transformación que impulsa su gobierno, termina la era del neoliberalismo en México. De alguna manera, escribió el epitafio de políticas de más de 30 años.

Sin embargo, enfrenta el reto de que durante esas más de tres décadas se fue tejiendo un entramado legal, constitucional e institucional que, obviamente, favorecía a las políticas liberales.

La pregunta es si alcanzará un sexenio para desmontarlas, antes de que ocurra lo que lamentó Gorbachov en 1990: se acabó con las viejas instituciones, antes de terminar de construir las nuevas y… todo se derrumbó.

Tiempos de revocación sospechosismo

Era difícil que con la mayoría aplastante de Morena lograda por Mario Delgado en la Cámara de Diputados hubiera sido posible que los partidos de oposición derrotaran la iniciativa de revocación de mandato propuesta por el lopezobradorismo.

Mas no pueden cantar victoria, porque en el Senado la resistencia será más difícil de vencer, porque aun aquellos que, como Movimiento Ciudadano, impulsaron la revocación de mandato, vieron en lo que aprobaron en San Lázaro un amago al no reeleccionismo.

Y todo porque los diputados no impusieron en la presunta revocación del mandato presidencial el mismo requisito que impusieron en la de gobernadores. Unas palabras: “por única vez, a mitad del mandato”, al no incluirlas en lo presidencial desataron los demonios del sospechosismo reeleccionista.

Jesús Orta: seguirá la Policía Federal

En una entrevista periodística, el titular de Seguridad Ciudadana en Ciudad de México, Jesús Orta Martínez, explicó que la creación de la Guardia Nacional no significará el fin de la Policía Federal.

Mencionó que hay tres áreas que, a su juicio, deben preservarse por su altísimo valor agregado: la división de inteligencia, la división de investigación, operativamente, la mejor del país y la división científica, sin parangón en la República.

Una recomendación que, sin duda, habrá de ser escuchada, porque en los cambios no se tiene necesariamente que derrumbar todo, siempre se corre el riesgo de tirar al niño junto con el agua sucia de la bañera.

NOTAS EN REMOLINO

Hacen la “sensacional revelación” de que hay adeudos de la Policía Federal por 618 pesos. Uno supondría que esos ya figuraban en el presupuesto en el rubro de las famosas “adefas”, donde se incluyen los adeudos de ejercicios anteriores… Al Senado le dijo Germán Martínez Cázares, director del IMSS, que están seguros pagos de pensiones y jubilaciones, pero no la prestación eficiente de los servicios de salud. Cuidado, en afán de satanizar el pasado se puede violar la regla sagrada de cuidar la estabilidad social que da la institución. ¿Creen que la salud no importa?… Una pregunta a tantos y brillantes constitucionalistas que tenemos. ¿Pueden el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera o el fiscal para Delitos Electorales encarcelar a quien haya violado la ley electoral en el 2018, antes de las reformas legales?… En Iztapalapa es el mundo al revés. Pandilleros de la zona disolvieron a golpes una manifestación contra las extorsiones de la delincuencia. ¿Y la autoridad capitalina? Muy bien, gracias… En Chiapas ya preocupa la indiferencia del gobierno estatal ante la inseguridad. No reaccionan ni siquiera ante la clara amenaza de la presencia de las criminales pandillas que tienen aterrorizada a Centroamérica. Total, en el Palacio estatal duermen bien… ¿Saben en Palacio Nacional del poder económico de los telepredicadores de Estados Unidos? ¿Ya calcularon el riesgo que significa para un gobierno tan nacionalista?…