Adelanta a todos el Presidente Electo

Impaciente, el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador le dio vuelta a la hoja del tema de la cancelación de la obra del aeropuerto en Texcoco y deja a otros debatir sobre la decisión anunciada el pasado lunes.

No esperó a que Romo y Urzúa iniciaran pláticas con los empresarios y personalmente negoció con dos de los grandes contratistas de la obra, quienes al parecer decidieron no confrontarse con quien será Presidente Constitucional dentro de cuatro semanas y media.

Así, aceptan anticipadamente su autoridad y, aunque a quien esto escribe no le guste, reconocen lo escrito en este espacio hace cuatro meses: “treinta millones de mexicanas y mexicanos votaron por el regreso del Presidente todopoderoso y del partido hegemónico”.

Oleada migratoria, ¿y ahora qué?

Es una ingenuidad suponer que en cuatro semanas habrá menos caravanas de migrantes centroamericanos, sólo porque en México tomó posesión el régimen de la Cuarta Transformación y que quienes los azuzan en Honduras, El Salvador y Guatemala para que se unan para marchar hacia la frontera de México con Estados Unidos, ya no lo harán.

Por ahora, el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto ha logrado sortear el problema sin recurrir a represiones violentas, como las de los “civilizados” europeos y basta con que retrase lo más posible su marcha hacia nuestra frontera norte, pero a partir del uno de diciembre el dilema será del gobierno lopezobradorista.

El próximo gobierno habrá de resolver el dilema que ya se perfila. Por un lado, acusaciones a México que al no contener a los migrantes claudica su responsabilidad de custodiar su frontera y, por el otro, eventuales reclamaciones por no darle hasta transportes a los migrantes, como ya reclaman algunos. Sin olvidar el riesgo de la creciente hostilidad de Washington.

La desaparición de los inspectores federales

Ayer se ratificó lo anunciado en este espacio, la cercana presentación de la iniciativa de responsabilidad ciudadana, lo cual en términos prácticos eliminaría los inspectores federales, a la vez que obligará a los ciudadanos a comprometerse a cumplir con las leyes y los reglamentos.

Por ahora parece referirse el equipo del próximo gobierno a los establecimientos comerciales, pero olvidan que, salvo en asuntos fiscales, estos establecimientos están sujetos leyes y reglamentos locales y estatales, a menos que se considera “establecimiento comercial” las instalaciones de algunas otras actividades.

Como sea, uno se pregunta si, en aras de demostrar que el gobierno federal confía en los ciudadanos y ciudadanas, se descuidará la aplicación de reglamentos de seguridad e higiene en tantos establecimientos donde un descuido puede causar daños a la salud de las personas.

NOTAS EN REMOLINO

Se anunció en la Casa de la Transición que el ingeniero Sergio Rubén Samaniego, cercano al ingeniero Rioboo, será el encargado de las obras y el proyecto del aeropuerto civil en Santa Lucía… El PAN pierde su tiempo al intentar impugnar legalmente la mal llamada “consulta” de Morena, pues fue un ejercicio político del partido mayoritario, por lo tanto, ajeno a la legislación de las “consultas”… Mal dirigiros los reproches al encargado del despacho en la PGR Alberto Elías Beltrán por no darles información, pues los diputados ignoran lo que significa el legal sigilo de las averiguaciones… Ya sólo falta que el pleno de la Suprema Corte lo vote para que se vayan al caño todas las reglas que hacen ilegal el consumo de la marihuana… Una mezquindad inútil, dignos de espíritus enanos celebrar la eliminación ya definitiva y legal de las pensiones que se otorgaban a los ex presidentes de la República… La mayoría de la Cámara de Diputado rechazó la Cuenta Pública de 2016 del gobierno peñista… “La confianza dura hasta que se acaba”, dice el Filósofo de Güemez…