«Cobro de piso» de los que no hay, según Carpio

by linaresvillamild@gmail.com
0 comentario



*.- Ovidio «ofrenda» de Amlo para Joe Biden

AFN POLÍTICO

Dora Elena Cortés
afntijuana@hotmail.es
Twitter: @DoraElenaAFN

TIJUANA BC 6 DE ENERO DE 2023 (AFN).- Ante el escándalo que produjo el intento de extorsión y amenazas recibidas por la comunidad china en Tijuana, el fiscal Estatal Ricardo Iván Carpio Sánchez, se apresuró para sacar una rápida conclusión en el caso del acto criminal cometido por un grupo autodenominado «La gente del Charco», en contra de un restaurante de comida oriental, en esta ciudad.

El pasado 4 de este mes, el fiscal afirmó -lo que ya había adelantado en una de las mañaneras de miércoles de la gobernadora- que el incendiar vehículos estacionados en un restaurante de comida china, y la amenaza que dejaron -mediante panfletos- en el lugar, nada tenía que ver con hechos de extorsión, ni mucho menos «cobro de piso», sino que estaba relacionado con el tráfico clandestino de totoaba por la falta del pago, de alguien, que ya ni siquiera era el propietario del lugar.

Y no dudamos que el delito pudiera tener relación con un tráfico de esta naturaleza, que también es conocido que se da, sin embargo, parece muy irresponsable desligar lo sucedido, con «cobro de piso», que aunque asegure que no se da, sí está registrándose en la entidad, particularmente en Tijuana; y que también diga que nada tenía que ver, con casos de extorsión.

Porque entonces, la amenaza dejaba por «La gente del Charco» en esos panfletos (tirados el 27 de diciembre) en los que se amenazaba con quemar todos los restaurantes de comida china ¿No fue por extorsión?

O cómo le llama el funcionario, al hecho de que se haya amenazado con «quemar todos los establecimientos» de este tipo de comida en la ciudad, hasta que no fueran pagados los 200 mil dólares que, supuestamente debían.

Y si no era una amenaza generalizada ¿Por qué al día siguiente, la comunidad china buscó una inmediata reunión con el secretario de Seguridad Pública de la ciudad, y se reunió con éste, en las instalaciones del C2?

¿Por qué el mismo día del atentado, buscó a las autoridades estatales, y le hizo saber de sus temores?

Lo que más ha indignado y, sobre todo, preocupado a los comerciantes es que la autoridad no solamente diga de manera pública que no se están dando este tipo de delitos, sino que además les respondan también eso, cuando van y presentan denuncia, de la que luego no saben qué ha ocurrido.

Ya hemos comentado de casos previos en los que individuos (no identificados de manera pública), se presentan con esa sangre fría, en diferentes locales comerciales de la ciudad, para amenazar, de frente, a los empleados.

Sean o no, tipos vinculados con el crimen organizado, el hecho es que con estas visitas están aterrando a los ciudadanos, algunos de los cuales -para evitar problemas- entregan algunas cantidades, y al final, terminan cerrando sus negocios y huyendo de la ciudad.

El más reciente caso lo conocimos este día, cuando personas afectadas nos hicieron llegar un video, en el que se ve a un joven, con la cara descubierta, que llega exigir «pago de piso», a las empleadas de un negocio.

Como se ve en el video, toma asiento frente a la barra del lugar y exige a una de las jóvenes «que le diga a los dueños que deben responder las llamadas telefónicas que les han estado haciendo», y le advierte que deben realizar un pago.

Por la calidad del audio no se alcanza a escuchar a qué grupo dice pertenecer, pero sí le insiste a la empleada, que debe pagar cierta cantidad en ese momento.

Pero el fiscal estatal cuando fue cuestionado sobre la amenaza que por escrito dejaron los supuestos integrantes del grupo «La gente del Charco» declaró que no tenían identificado a ningún grupo que realizara actos de extorsión o cobro de piso.

Don Ricardo Iván Carpio debe entender que para resolver un problema, primero se debe aceptar que existe, pero aquí vemos a la autoridad Estatal negada a reconocerlo mientras siguen difundiendo (o tratando) de promover una supuesta imagen de un ambiente «color de rosa» en la entidad, lo cual está muy lejos de ser real, según las cifras con las que concluimos el año pasado en materia de homicidios relacionados con el crimen organizado, y que superó con creces la cifra de las 2,000 muertes.

ANA Y CONDA.- Tipo de cambio de hoy: un aeropuerto por una detención.

PD.- Sí, pudiera ser parte del trato: «me detienes al rey (del fentanilo) y avalo tu nuevo aeropuerto (El AIFA).

PD1.- Es que al presidente, desconocedor de todo protocolo y logística, se le ocurrió lanzar la invitación pública: que Joe Biden llegue a México por el aeropuerto «Felipe Ángeles». Sería dijo: «un acto de amistad y diplomacia».

PD2.- Ya escucho a sus asesores: ¡Imagina el éxito que sería, que el presidente de Estados Unidos llegue por el aeropuerto que tanto te han despreciado!

PD3.- Y también imagino las risas del Servicio Secreto de Estados Unidos, aunque por la política, todo puede ocurrir.

PD4.- Así es que trajeron al gobierno de México con indefiniciones, diciendo que a su homólogo le interesaban más otros temas de importancia, que el aeropuerto por el que iba a llegar.

PD5.- Pero detenido Ovidio Guzmán López, el canciller Marcelo Ebrard ya dijo que, al igual que el Primer ministro de Canadá, Biden llegaría por ese aeropuerto.

PD6.- Y Ovidio Guzmán López, se convierte así, en la «ofrenda» que México (AMLO) le hace al presidente de los Estados Unidos, aunque haya quienes no lo quieran aceptar.

PD7.- Pero vean: a Estados Unidos le preocupa el creciente consumo de fentanilo; Ovidio es considerado «el rey del fentanilo» y responsable de importaciones de aquel país.

PD8.- El vocero estadounidense comenta que, al presidente Biden le interesa tocar en México este tema; viene a México, y unos días antes… Detienen al hijo del Chapo.

PD9.- Y esta historia… Continuará.

You may also like

Sobre Nosotros

Promover una comunidad informada, critica, participativa, educada, colaborativa y empoderada, para que seamos responsables de nuestra propia calidad de vida asumiendo un rol activo en el acontecer público.

Newsletter

Últimas noticias

@2024 – Todos los derechos reservados.