Por Rubén Cortés

—El secretario sofisticado de la 4T escribió, ayer en Twitter, la frase en inglés Think Thanks (cuando era think tanks) y el viernes, antes de viajar a Estados Unidos para negociar temas económicos, se tomó una selfie en un anuncio de Huawei, ¡una empresa china a la que Estados Unidos declaró guerra económica!

—La agencia de Noticias del Estado Mexicano no entendió que se trataba de un dedazo del secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, quien se quiso referir a “think tanks” (“laboratorio de ideas”). Así que Notimex no ayudó a Ebrard ni se ayudó a sí misma, y lo tradujo como “piensa, gracias”. Como dicen los millennials: ¡Qué perro oso!

—Ayer, cayó preso en Estados Unidos (por pornografía infantil y violación de niños) el apóstol de la iglesia de La Luz del Mundo, Joaquín García, a quien el gobierno mexicano prestó el máximo recinto cultural del país para que le rindieran un homenaje. ¡La Secretaría de Cultura autorizó prestar el Palacio de Bellas Artes a esa secta religiosa internacional!

—Nuestro presidente, ayer, confió en un acuerdo con Estados Unidos sobre aranceles a mercancías mexicanas, ya que “el pueblo estadounidense es muy cristiano y eso significa amor al prójimo”. Pero 75 por ciento de los votantes de Trump son cristianos evangélicos: odian a los migrantes y no simpatizan con nosotros. ¡No harán una cadena de oración por México!

—La semana pasada, el Instituto de la Juventud del Gobierno de la CDMX elogió en su espacio oficial de redes sociales a Joseph Goebbels, responsable de la propaganda nazi y apologista del Holocausto, junto a las etiquetas #Nazi #Hitler #Goebbels #UnDato #DomingoFeliz. Pero hasta se equivocó en la imagen de Goebbels: ¡Colocó la del escritor HP Lovecraft!

—El 23 de mayo, Pemex invitó a participar en la construcción de la refinería en Dos Bocas al Grupo Huerta Madre, que había sido creado ¡ocho días antes! ¡Con 60 mil pesos! Pero como escribió Pablo Hiriart: “En Dos Bocas no pudieron poner una piedra por el terreno fangoso, y quieren poner una refinería entera. Genial”.

—Una ordenanza emitida por Conacyt prohíbe cargar los teléfonos celulares en los centros de trabajo, usar cafeteras eléctricas ni aire acondicionado en los estados con climas calurosos. Pero su directora general, empleados y altos funcionarios tienen un comedor gourmet en las oficinas centrales, ¡a un costo de 15 millones de pesos!

—El 17 de mayo, el presidente de Estados Unidos llamó por teléfono al nuestro sin éxito, porque éste estaba en un pueblo de Chiapas donde no llegaba la señal telefónica. Y el presidente de México no usa teléfono satelital para ahorrar. Así que estuvo sin señal ¡cinco horas!

Y, claro, habrá otros collages.