Mexicali, B. C.- Luego de una larga lucha por contar con un centro de encuentro para hijos de padres separados, finalmente se colocó la primera piedra de lo que será la Sala de Convivencia para Niños, Niñas y Adolescentes en las instalaciones del Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar en Mexicali (CAVIM).

“Esta es también la respuesta a un grupo de personas de un gran corazón y de una gran lucha: Unidos por el bienestar del menor y la familia, porque gracias a ellos pudimos visualizar soluciones inmediatas a sus problemáticas”, enfatizó la creadora de la iniciativa legislativa que dio origen a esta obra, diputada Eva María Vásquez Hernández.

Esta sala servirá para el encuentro de hijos cuyos padres están en proceso de divorcio o separación, pero no tienen un sitio seguro para la convivencia con sus hijos, sin correr el riesgo de que sobrevengan actos de violencia.

La diputada explicó que este será un espacio en donde se podrá materializar el derecho de convivencia para familias que no pueden tenerla de manera sana, consensuada y natural, en donde la prioridad es analizar y dictaminar lo que habrá de ser más conveniente para el interés superior del menor y desarrollar la ciencia de protección y salvaguarda a la familia, entre otras cosas, todo ello sujeto a un estricto protocolo supervisado por el Poder Judicial del Estado.

La construcción del edificio estará a cargo de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), tendrá un costo de 2 millones 600 mil pesos y estará concluida para el mes de marzo de 2019.

En el evento se contó con la participación de los diputados María Trinidad Vaca Chacón y José Félix Arango Pérez, además del presidente del Poder Judicial del Estado, magistrado Salvador Juan Ortiz Morales, el director de Seguridad Pública Municipal, Alonso Ulises Méndez Manuell-Gómez, el ex senador Víctor Hermosillo Celada, así como representantes de organismos civiles y religiosos.