Colombia está en octavos de final.

Los dirigidos por el argentino José Pékerman no brillaron y sufrieron mucho frente a Senegal en la primera parte, pero subieron su nivel en el complemento para conseguir la crucial victoria que les dio el pase a la siguiente ronda del Mundial de Rusia 2018.

El héroe volvió a ser Yerry Mina, el espigado defensor que se elevó por encima de la defensa senegalesa y remató de cabeza, potente y hacia abajo, para marcar el único tanto del partido.

El resultado deja a Colombia como primera en el Grupo H y deja eliminado a Senegal, que pese a igualar en puntos y goles con Japón, que perdió contra Polonia 1-0, se despide del Mundial por la llamada regla del juego limpio al tener dos tarjetas amarillas más que el equipo asiático.

Es la primera vez en 36 años que ninguna selección africana supera la primera fase en la Copa del Mundo.