Por Jorge Morán

Los comerciantes mexicalenses se mantienen a la espera de que el próximo lunes 7 de enero se emitan una serie de reglas adicionales al decreto emitido por el Gobierno Federal en la franja norte del país para poder aplicar la disminución del IVA al 8% en sus negocios, comentó Juan Ramón López Naranjo.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) a nivel local manifestó que ha existido mucha confusión en torno a los beneficios fiscales que, en teoría, comenzaron a aplicarse con el inicio del presente año.

“Todos esperábamos que fuera algo automático, algo en lo que no tuviera que considerarse alguna excepción, algo en lo que no hubiera que hacer ningún registro o solicitud, pero para poder haberlo hecho así debió haber sido en ley”.

El decreto estipula una duración de tan solo dos años, 2019 y 2020, por lo que el empresario considera que la federación lo utilizará para medir los resultados que se registren durante este periodo de tiempo.

López Naranjo refirió que, de manera preliminar, una de las principales problemáticas que presenta el decreto es el no incluir reducción de impuestos para productos de importación lo cual, si bien se podría considerar como una medida para promover la venta de productos nacionales, de la misma manera podría generar fuga de capital por personas que prefieran cruzar para realizar sus compras en Estados Unidos.

“Desafortunadamente por la frontera que tenemos si la gente no encuentra el producto del lado mexicano cruza, lo compra del lado americano y lo pasa de regreso. Eso si nos puede provocar una fuga de recursos en compras que hagan en el extranjero en lugar de hacerlas aquí”.

No obstante, afirmó que al final del día la aplicación del decreto y las disminuciones que en él se plantean generarán un beneficio tanto para los comerciantes como para el consumidor final, por lo que esperan que el lunes salgan la miscelánea fiscal que deje aclare el procedimiento para ello.