¿Con B de bueno, o de bu?

by linaresvillamild@gmail.com
0 comentario


Victor Martínez Ceniceros

En el papel, la reforma a la ley relacionada con el INE, conocida como “Plan B”, aporta mejoras al proceso electoral. Se parece más a una B de bueno, no a una B de bu, como muchos creyeron, creen y creerán.

Un análisis comparativo de los artículos modificados, de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (el Plan B, incluye otras leyes), genera la percepción de que los cambios, fueron hechos para recordarle al instituto electoral, que su única función es la de organizador, no la de un poder alterno.

De hecho, si me apuran, la entidad electoral debió haber surgido como una acción afirmativa, es decir, una medida temporal, mientras todos fortalecíamos la confianza, lo suficiente como para, en su momento, desprendernos del organismo. De esa forma, trabajar los procesos electorales como ocurre en otros países del mundo, con una mezcla de gobierno, ciudadanía y una modesta oficina organizadora.

Más allá del dinero, de los recortes, lo más trascendente de los ajustes, medido por la cantidad de artículos involucrados, es el tema de la mujer. De entrada, se asienta en la ley, el principio de equidad en cargos de elección popular. Obliga al área de capacitación, a realizar programas de paridad, respeto a los derechos humanos de las mujeres. Se castigan, con celeridad, los actos de violencia política contra las mujeres, por razón de género.

Ahora sí, el tema de los dineros ocupa el siguiente lugar. Impide a los consejeros manipular el presupuesto a su conveniencia, evitando la creación de fideicomisos, o la contratación de seguros de gastos médicos mayores. Le retiran al consejero presidente, la facultad de presentar el anteproyecto del presupuesto de egresos. Hay, tanto, derogaciones de direcciones ejecutivas, como enroques.

Existen al menos dos puntos favorables para hacer fluido el proceso, el primero es la creación de un acta única, desapareciendo el confuso bonche de papeles entregado al presidente de casilla. El otro es, realizar la sesión de cómputo a partir de las 6 pm del mismo día de la elección, y no el miércoles siguiente, como se estilaba. Con ello, los resultados definitivos, se podrán conocer más pronto. Además, permanecen los conteos rápidos, y el Programa de Resultados Electorales Preliminares, lo cual brinda certeza.

Los datos curiosos, sí cabe llamarlos de esa manera, son, la desaparición del uso del telégrafo como medio al servicio de los partidos. Nunca se toca el tema de la regulación de las redes sociales, como medio para la propaganda, dejando un hueco para la trampa comunicativa. Podrán votar desde la cárcel, personas en prisión preventiva oficiosa, también, quienes tengan una discapacidad permanente, lo harán desde su casa.

You may also like

Sobre Nosotros

Promover una comunidad informada, critica, participativa, educada, colaborativa y empoderada, para que seamos responsables de nuestra propia calidad de vida asumiendo un rol activo en el acontecer público.

Newsletter

Últimas noticias

@2024 – Todos los derechos reservados.