Por Jorge Morán

Los problemas persisten al interior de la Benemérita Escuela Normal Urbana Federal Fronteriza (BENUFF), pues este jueves maestros de esta institución educativa volvieron a tomar las instalaciones, bloqueando los accesos a los estudiantes y principalmente a sus directivos, a quienes de nueva cuenta piden que sean destituidos.

Fue el pasado mes de septiembre cuando docentes de este mismo plantel decidieron tomar las oficinas de la dirección y subdirección, acusando al entonces director, Hernán Amador Machado, de favorecer y otorgar privilegios a un pequeño grupo de profesores.

En esta ocasión las denuncias son las mismas, pues señalan que la actual directora, Edurne Alonso Fierro, no solo no ha sabido organizar a los trabajadores de la BENUFF, sino que ha otorgado plazas a personas que no cumplen el perfil y sin concurso de por medio, inclusive a sus propios familiares y amigos.

Salvador Guerrero Vargas, docente de la benemérita, comentó que ya han presentando escritos enterando sus inconformidades antes las autoridades escolares a nivel estatal y federal, sin embargo hasta el momento continúan  sin recibir respuesta alguna, por lo que aseguró que la protesta se mantendrá en tanto no consigan una solución favorable para ellos, ya que considera que es necesario que los profesores sean involucrados en la elección de sus directivos.

Por su parte la directora del plantel, Edurne Alonso, se expresó sorprendida de la situación y de las acusaciones de los maestros, afirmando que éstas son falsas. Precisó que las plazas para trabajadores docentes y administrativos son asignadas por una comisión dictaminadora, y que por tanto la dirección de la escuela no tiene injerencia en a quienes se les otorga.

De igual forma, acusó a un grupo en particular de profesores de siempre intentar solucionar sus quejas y problemas mediante bloqueos y tomas de instalaciones, afectando a los alumnos de dicha institución.