Por Jorge Morán

Ante el incumplimiento de pago de aguinaldos y pensiones por parte del Gobierno del Estado, el Sindicato de Burócratas de Baja California ha convocado a un paro estatal de labores a partir de este viernes 21 de diciembre.

Desde temprana hora cientos de trabajadores gubernamentales en activo y jubilados se dieron cita en la explana interior del Centro de Gobierno del Estado en protesta al pago inconcluso de aguinaldos y su catorcena correspondiente a este día.

El dirigente de la Sección Mexicali, Lázaro Mosqueda Martínez, explicó que de 40 días de aguinaldo a los que son acreedores solo se habían pagado 15, además del adeudo que se tiene con jubilados y pensionados del sindicato.

Es por ello que sostuvo una reunión con representantes de la Secretaria General de Gobierno y la Secretaria de Planeación y Finanzas del Estado, acompañado del secretario general del Sindicato en la entidad, Arturo Gutiérrez Vásquez.

Minutos después del mediodía, durante la reunión entre los dirigentes sindicales y representantes estatales, comenzaron a efectuarse los pagos de las catorcenas, no así de los aguinaldos que, según lo estipula la Ley Federal del Trabajo, debieron pagarse a más tarde el pasado 20 de diciembre.

Al no recibir una respuesta concreta por parte de las autoridades, Mosqueda Martínez hizo un llamado a suspender de forma inmediata las laborales de todas las dependencias gubernamentales afectadas por esta situación, principalmente Poder Judicial, Gobierno del Estado e ISSSTECALI.

Anunció que mañana sábado 22 de diciembre estará presente a las afueras del edificio del Poder Ejecutivo con mesas de trabajo para los trabajadores que deseen otorgar su firmar para presentar una denuncia penal en contra del gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, por incumplimiento de pago de aguinaldo.

Por su parte, Gutiérrez Vásquez confirmó que el paro se replicará en todo el estado, donde aproximadamente 3 mil trabajadores sindicalizados en activo y 3 mil jubilados han visto privados de sus prestaciones, adeudo que asciende a cerca de 500 millones de pesos.