Una Corte de Apelaciones de Estados Unidos decidió este martes que el gobierno de Donald Trump podrá seguir enviando a solicitantes de asilo a esperar el avance de sus casos en México mientras el gobierno apela un fallo de un tribunal menor, que determinó que la política viola las leyes de inmigración del país.

El gobierno de Estados Unidos apeló una orden de una corte de distrito de comienzos de abril que prohibió la política, conocida como Protocolos de Protección al Migrante.

El 8 de abril, un juez de EU prohibió a la administración de Trump obligar a los centroamericanos que buscan refugio por persecución a esperar en México durante meses o incluso años mientras se procesan sus solicitudes.

Mientras que el día 12 del mismo mes Corte de Apelaciones del Noveno Circuito estadounidense indicó que, temporalmente, el Gobierno de Estados Unidos podría seguir enviando a los solicitantes a México.