El PAN concluyó su Consejo Nacional, donde se eligió a los siete integrantes de la Comisión Electoral que organizará la elección del próximo presidente nacional y que encabezará Cecilia Romero. Deja pendientes, para después de la elección interna, el informe de comisiones partidistas, la de Anticorrupción y la de Orden, que se abocó al caso de la expulsión de panistas.

En la reunión de más de diez horas a puerta cerrada, se presentó además un informe sobre las causas de la derrota del PAN el 1 de julio, donde el líder nacional, Damián Zepeda, destacó que fueron causas multifactoriales y que hubo errores internos y externos.

Entre los primeros resaltó la división interna y el que algunos panistas, sin dar nombres, se hayan aliado con el PRI. También dejó abierta la posibilidad de que el Frente haya generado confusión en algunos panistas. En los errores externos insistió que fue determinante la campaña de ataques del gobierno federal contra el candidato Ricardo Anaya.

Quedó pendiente el tema de los informes de comisiones del partido así como la presentación de propuestas para llevar a cabo con mayor transparencia en el proceso de renovación de la dirigencia.

Por lo que toca a la integración de la Comisión Electoral, el Consejo Nacional aprobó, por unanimidad, la propuesta que presentó el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), por lo que será presidida por Cecilia Romero, y está integrada por Gerardo Priego Tapia, Claudia Cano Rodríguez, Héctor Jiménez Márquez, Kenia López Rabadán, Javier Gándara Magaña y Alejandra Gutiérrez Campos.

Tres de ellos, Pliego Tapia, Kenia López y Gándara Magaña son afines a Ricardo Anaya, y participaron incluso en su campaña presidencial.

El PAN emitió un comunicado con cinco resolutivos:

El primero para agradecer el voto del pueblo de México que lo colocó como segunda fuerza política del país.

En segundo lugar se declaró “listo para seguir con la lucha histórica que hemos llevado a cabo. Una lucha en la que han existido aciertos y también errores que con humildad debemos reconocer, y que la continuaremos con el firme propósito de practicar nuestros principios de doctrina, sustentados en el humanismo político, la honestidad y la democracia”.

En un tercer punto resaltó la etapa para renovar la dirigencia nacional. “Buscaremos, de conformidad con nuestros estatutos, los consensos necesarios para seleccionar a los militantes que se distingan por su absoluta honestidad, y por su apego estricto a los más altos requerimientos de congruencia ética y política”.

El cuarto punto es un reconocimiento a Ricardo Anaya “por su participación valiente y brillante como nuestro candidato presidencial”.

Finalmente destacó que “Acción Nacional será a nivel federal una oposición firme, responsable y congruente ante el gobierno federal, apoyando aquello que sea correcto para México, pero rechazando aquello que afecte a los ciudadanos.