Por Jorge Morán

Durante la madrugada de este martes fue retirado el campamento perteneciente a grupos de resistencia civil que, desde hace más de dos años, se encontraba instalado a las afueras del Palacio Municipal en el Centro Cívico de la ciudad, hecho del que el Ayuntamiento de Mexicali se ha deslindado en su totalidad.

En conferencia de prensa convocada cerca del mediodía, el presidente municipal en funciones, Guillermo Galván Sariñana, aseguró que las autoridades del municipio no tuvieron relación alguna con el incidente, sino que se trata de una situación que se presentó de manera interna entre manifestantes y comerciantes.

Según videos captados por las cámaras de seguridad del inmueble, el suceso se registró cerca de las 4:30 de la mañana, donde se puede ver como un grupo de personas vestidas de civil arribaron al lugar y comenzaron a retirar las estructuras hechas con pedazos de madera y lonas que se encontraban al exterior.

En el material se puede también visualizar un altercado entre las dos personas que se encontraban resguardando el campamento y los comerciantes, e inclusivo se puede constatar cómo se agrede a uno de los presentes.

Al respecto, el alcalde aseguró que la prioridad es mantener la calma y resguardar la seguridad de las personas que acuden y se encuentran en las instalaciones del Palacio Municipal, por lo que se mantendrán atentos de cómo se desenvuelve la situación a fin de evitar más enfrentamientos.

Mientras tanto, a las afueras del edificio gubernamental se mantienen las pertenencias de los manifestantes, quienes aseguraron que no se retirarán y que el campamento se mantendrá en tanto no perciban que cuentan con un gobierno que trabaje en favor de sus necesidades.