La Cámara de Diputados aprobó, en lo general –por 420 votos a favor, 10 en contra y 9 abstenciones– la Ley Nacional de Extinción de Dominio, cuyo contenido permitirá agilizar los aseguramientos de bienes inmuebles utilizados para cometer ilícitos.

Los votos en contra provinieron del PRD y del diputado por el PES, Ricardo de la Peña.

En abstención votaron priistas como Claudia Pastor, Enrique Ochoa y Fernando Galindo, así como la diputada por el PES, Adriana Paulina Teissier Zavala.

La nueva ley permitirá conseguir el aseguramiento de bienes usados para la delincuencia organizada, el huachileo y otros, mediante un juicio civil que correrá de forma independiente al juicio penal que enfrenten quienes cometan esos delitos.

La ley también plantea que los recursos obtenidos por la extinción de dominio serán usados para resarcir daños a las víctimas y ayudar a la población marginada.

Prevé la creación de un registro bienes, juicios y sentencias sobre extinción de dominio.

En estos momentos, los diputados discuten en lo particular esta ley, es decir, una treintena de diputados subirán a tribuna para proponer cambios en algunos artículos que, previsiblemente, no pasarán.

 

 

Con información de heraldodemexico.com.mx