El líder laborista británico abre las puertas a un acuerdo de inmigración con la UE

by linaresvillamild@gmail.com
0 comentario

El líder de la oposición laborista Keir Starmer ha iniciado una ofensiva dipomática participando en una reunión de la Europol y anticipando su disposición a sellar un acuerdo de inmigración con la UE si llega a primer ministro.

En plena cuenta atrás para las elecciones generales en el 2024, el Partido Laborista aventaja al Partido Conservador por 18 puntos mientras que Rishi Sunak ha tocado fondo en las encuestas: el 67% de los británicos tiene una opinión «desfavorable» del «premier», frente an al 26% con una visión «positiva».

Starmer ha aprovechado el viento a favor en los sondeos para proyectar su imagen de futuro «premier» con una primera parada en La Haya, seguida de un encuentro en Francia con Emmanuel Macron y un salto al otro lado del Atlántico, con una posible visita al presidente Joe Biden.

Su estreno en el cónclave del Europol ha tenido un alcance simbólico, pues el Reino Unido perdió su asiento en el organismo de seguridad europeo tras el Brexit (aunque sus representantes pueden asistir para facilitar cooperación). La salida de la UE supuso también la pérdida del acceso a las bases de datos que, en opinión de Starmer, podrían ser útiles para combatir la inmigración ilegal en el Reino Unido.

Sus planes de colaboración con la UE han sido interpretados por los medios conservadores como un deseo expreso de dar marcha atrás al Brexit y a la política de «recuperar el control» de las fronteras. El propio Starmer, partidario en su día de la permanencia, matizó sus declaraciones en La Haya ante las cámaras de la ITV…

«Hemos salido de la Unión Europea. No se trata de volver a la UE, ni de integrarnos en el mercado único o en la unión aduanera, ni de volver a la libertad de movimientos. He dejado claro cuáles son nuestros parámetros».

«Pero no acepto que esto nos impida trabajar con otras unidades de policía europeas y con los fiscales para aplastar a las bandas de tráfico humano», matizó el líder laborista de 61 años, recalcando su propio bagaje al frente de la Oficina del Fiscal General entre el 2008 y el 2013.

Starmer criticó duramente el fiasco de la política migratoria de Rishi Sunak y recordó cómo más de 40.000 inmigrantes han cruzado en botes el Canal de la Mancha desde que la controvertida Suella Braverman fue nombrada secretaria de Interior. Starmer anticipó que un hipotético gobierno laborista equipararía a las bandas de tráfico humano con los «terroristas», pero al mismo tiempo potenciaría una mayor colaboración en materia de inmigración y seguridad con la UE.

Según fuentes del Partido Laborista, citadas por The Daily Telegraph y The Daily Mail, Starmer estaría dispuesto a asumir el «reparto de la carga» de inmigrantes de los 27, lo que podría suponer «más de 120.000 aspirantes al derecho de asilo del millón que llegaron al territorio de la UE el año pasado».

El Reino Unido ha batido en el 2023 su propio récord, con 215.000 casos pendientes de la solicitud de asilo. Todos los intentos de los sucesivos Gobiernos «tories» se han estrellado contra la oleada de inmigrantes «irregulares» que hicieron la travesía en botes en el Canal de la Mancha (la mayoría albaneses, iraníes y afganos) en los tres últimos años.

Starmer ha anticipado que, si llega a primer ministro, dejaría automáticamente sin efecto el plan de deportaciones a Ruanda, paralizado sucesivamente por los tribunales, El líder laborista ha confirmado también su intención de impulsar la suspensión de la ley de inmigración ilegal recién aprobada por el Parlamento británico a instancias del Gobierno de Rishi Sunak.

Con información de EL MUNDO

You may also like

Sobre Nosotros

Promover una comunidad informada, critica, participativa, educada, colaborativa y empoderada, para que seamos responsables de nuestra propia calidad de vida asumiendo un rol activo en el acontecer público.

Newsletter

Últimas noticias

@2024 – Todos los derechos reservados.