Este lunes 17 de septiembre es un día histórico para los capitalinos: entró en vigor la primera Constitución de la Ciudad de México y con ella el Congreso local, dirigido por 33 mujeres y 33 hombres.

La capital se gobernará sin estar sometida políticamente a la Federación.

La Constitución local fue aprobada el 31 de enero de 2017, consta de 71 artículos, 40 de ellos transitorios.

El documento se divide en ocho títulos:

Disposiciones generales
Carta de derechos
Desarrollo sustentable de la Ciudad
De la ciudadanía y el ejercicio democrático
De la distribución del poder
Del buen Gobierno y la buena administración
Del carácter de capital de los Estados Unidos Mexicanos, y
De la Estabilidad Constitucional

Entre sus aspectos relevantes y polémicos están:

Las delegaciones serán alcaldías, las cuales tendrán más atribuciones y autonomía presupuestal, además de contar con Consejos propios, que tomarán las decisiones en conjunto con los alcaldes.

Los alcaldes podrán reelegirse hasta por un periodo adicional, según el artículo 53 de la Carta Magna capitalina.
La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se convierte en un Congreso local.

Se aprobó el derecho a la voluntad anticipada y la muerte digna. El deceso asistido permite contar con personal médico especializado y el paciente puede solicitarlo en los casos en que ya no haya posibilidades para salvar su vida.

Se reconoce la igualdad de derechos para las familias que estén formadas por parejas pertenecientes a la LGBTTTI, con o sin hijos, que estén bajo el matrimonio civil, concubinato o alguna otra unión civil.

Los funcionarios ya no tendrán fuero, salvo los diputados locales para garantizar la libre expresión en la tribuna del Congreso local, y los de más alto rango podrán estar sujetos a un proceso de revocación de mandato, el cual será sometido a consulta ciudadana.

La Constitución de la Ciudad de México, que entró en vigor este 17 de diciembre, fue creada por una mayoría del PRD que entonces aglutinaba a líderes de izquierda hoy reunidos en Morena, como Alejandro Encinas, quien fue líder del Congreso Constituyente en 2016.

El plazo que tuvieron partidos y candidatos para impugnar la resolución de la Sala Regional Ciudad de México concluyó el 11 de septiembre.

El 7 de julio, el Consejo General de Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) realizó la distribución y asignación de curules por el principio de representación proporcional.

El 14 de agosto, el Tribunal local resolvió los medios de impugnación presentados contra decisión de la autoridad electoral administrativa y la Sala Regional Ciudad de México resolvió el 7 de septiembre las inconformidades presentadas.