Mexicali en primera plana

Apenas el sábado pasado la secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González Blanco Ortiz Mena, presentó su renuncia al presidente Andrés Manuel López Obrador.

La ahora exfuncionaria escribió el sábado por la mañana en su cuenta Twiter: “No hay justificación. La verdadera transformación de México exige total congruencia con los valores de equidad y justicia. Nadie debe tener privilegios y el beneficio de uno, así sea para cumplir con sus funciones, no puede estar por encima del bienestar de la mayoría”.

Se trató del vuelo de Aeroméxico AM198 que debió salir de la ciudad de Mexico a las 9:30 horas con destino a Mexicali, pero que debido al retraso de la “señora secretaria” el despegue de la aeronave se tuvo que retrasar casi una hora, lo que provocó el malestar del resto de los viajeros.

Esto puso a Mexicali en todas las primeras planas de los periódicos del país y los titulares de los principales noticiarios de televisión y radio.

A través del sistema de sonido interno del avión el piloto informo a los pasajeros: “Buenos días estimados pasajeros, desde la cabina de pilotos para avisarles que la compañía nos acaba de avisar que por orden presidencial, debemos regresar a la puerta a esperar a un pasajero que es imperativo que viaje en este vuelo”

Cabe mencionar que por disposición de las leyes de aeronáutica, no solo en Mexico sino en todo el mundo, una vez que las “puertas” del avión se cierran ya no pueden ser abiertas hasta que la aeronave llegue a su destino.

Sin embargo, ante la “orden presidencial”, Aeroméxico tuvo que hacer caso omiso a la disposición oficial; regreso la aeronave a la puerta de embarque para que subiera la pasajera que faltaba, es decir, la funcionaria de primer nivel del equipo de AMLO.

Esto provocó el enojo de los demás viajeros, muchos de los cuales utilizaron sus redes sociales para repudiar el hecho y desde luego a la pasajera.

El tema se hizo viral en las redes sociales, lo que provoco que apenas 24 horas después Blanco Ortiz Mena enviara una carta de renuncia al presidente López Obrador y lo publicara en su cuenta Twiter.

El mismo sábado por la tarde el presidente dijo que había aceptado la renuncia de la titular de Semarnat “Yo le recomendé que era lo mejor para ella y para todos. Por encima de intereses personales, de interés de grupo, está el interés general. Nosotros, repito, no tenemos derecho a fallarle al pueblo y por eso se aceptó la renuncia de Josefa”.

El asunto aquí es que la inmensa mayoría de los funcionarios de primer nivel del Poder Ejecutivo Federal, esto incluye al presidente, viajan en líneas aéreas comerciales, lo cual los deja en total vulnerabilidad y riesgo de que esto siga ocurriendo.

Quiérase o no, tarde o temprano, tendrán que utilizarse las aeronaves oficiales para que viajen el presidente y sus más cercanos colaboradores. Al tiempo.