La Derrota del PAN

La noche del domingo 2 de junio de 2019 el Partido Acción Nacional perdió el poder en Baja California.

Después de 30 años el PAN pasó a segundo lugar de una manera “desastrosa” debido a que perdió todo lo que estaba en juego: La gubernatura, las 5 presidencias municipales y los 17 distritos locales.

Es decir, el PAN, terminará este año en la lona política, pues no tendrá ninguna posición política, salvo aquellas que logre mantener por la vía plurinominal.

Fue el domingo 2 de julio de 1989 cuando el ensenadense Ernesto Ruffo Appel alcanzó un triunfo histórico en Mexico, pues fue la primera ocasión, en la época moderna, que el PRI perdía una gubernatura.

Ruffo Appel fue el que inició la brecha de triunfos para el PAN en Baja California, y 29 años 11 meses después, Oscar Vega Marín se encargó de llevar al blanquiazul a la derrota.

Las causas pueden ser múltiples: hartazgo de la población de los gobiernos del PAN, la “ola” del presidente Andrés Manuel López Obrador, las propuestas del candidato de Morena Jaime Bonilla Valdez o simplemente desgaste en el poder después de 30 años.

Cuando el PAN ganó el poder en Baja California, también ganó las elecciones municipales en Tijuana y Ensenada, en tanto que Tecate y Mexicali alcanzo el triunfo el PRI.

Sin embargo, el pasado domingo Morena se llevó “carro completo”, es decir, ganó todo.
Por desgracia el porcentaje de votación fue muy bajo, podría decirse que ha sido el más bajo en los últimos 30 años, aunque vale la pena mencionar que Baja California nunca se ha caracterizado por tener estándares elevados de votación.

En esta ocasión sólo el 29% del listado nominal acudió a las urnas, lo que nos trae como consecuencia que las jornadas electorales en Baja California sean de las más bajas en el país, pero al mismo tiempo el voto ciudadano en el estado resulta sumamente caro.

Después de Ernesto Ruffo Appel llegaron don Héctor Terán Terán, Alejandro Gonzalez Alcocer, Eugenio Elorduy Walther, José Guadalupe Osuna Millán y finalmente Francisco Vega de la Madrid.

A Kiko Vega la tocará cerrar la puerta de la era panista en Baja California y será Jaime Bonilla Valdez quien inicie una nueva era política en la entidad, pero a ciencia cierta nadie puede asegurar por cuanto tiempo, tomando en cuenta que la base social con la que llega es muy chica.

Apenas el 29% de la votación.

A partir de ahora las nuevas autoridades que pronto tomaran posesión, tendrán la gran responsabilidad de trabajar bien por los bajacalifornianos y especialmente por los mexicalenses, pues de lo contrario el gusto les durara poco.

Al tiempo.