LA FRONTERA NORTE, EL GRAN RETO

Sin duda que un tema importante en la transición del Gobierno Federal en México en cuanto a economía se refiere, es el futuro de la zona fronteriza norte de la República donde la influencia de la industria maquiladora en la demografía, progreso y desarrollo de las ciudades, ha sido determinante.

Un estudio desarrollado por Ernesto Turner Barragán, Profesor, investigador del Departamento de Economía de la UAM Azcapotzalco, relacionado precisamente con la influencia de la industria maquiladora y el Tratado de Libre Comercio en América del Norte, en la demografía y el desarrollo económico de la frontera norte de México, advierte que si bien es cierto que este modelo de industrias maquiladoras ha influido de manera categórica para modificar la estructura productiva de México en un nuevo sentido, falta que las ciudades de este lado de la frontera, obtengan del Gobierno Federal Mexicano libertades y precisiones que los lleven a tomar acciones que los lleven a salir de las penurias económicas que actualmente son un lastre para su desarrollo.

Los análisis socio económicos a lo largo de los últimos años, confirman un crecimiento de los estados mexicanos de la frontera norte, superior al de la media nacional, sin embargo, no son comparables con el crecimiento en los estados de Texas y California y la única explicación del desarrollo menor de México, es por el aislamiento que ha padecido la zona noroeste del país.

En el mismo estudio del economista de la Universidad Autónoma Metropolitana se observa el notorio desarrollo urbano de los seis estados de la frontera norte, con un ritmo de crecimiento superior al nacional y un grado de urbanización más alto, que son muestra palpable de la realidad que vivimos en el país con un desplazamiento del centro económico hacia el norte.

Por ello es importante conocer los planes que para el futuro de esta zona norte del país, tienen los funcionarios del nuevo gobierno que iniciará funciones el 1 de diciembre de este año y por lo pronto existe un ambiente esperanzador al conocer que están tomando en cuenta no dejar caer la economía ni desaprovechar la ventaja de esta vecindad de más de tres mil kilómetros.

Si bien en cierto que actualmente las ciudades fronterizas de los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Sonora y Baja California no viven sus mejores momentos ante una clara desatención del Gobierno Federal, su fortaleza se ha visto manifiesta no obstante las alzas de impuestos en este sexenio.

El anuncio de una disminución del IVA al 8% y del impuesto sobre la renta al 20%, así como el aumento inmediato al salario mínimo, representa una esperanza de un nuevo despegue de la economía de la región.

Dentro de estos ofrecimientos destaca también el rescate de la industria maquiladora que durante más de dos décadas ha venido perdiendo terreno ante el desarrollo de este modelo en los países asiáticos, particularmente en China.

De cumplirse esta nueva política que ofrece el futuro gobierno federal mexicano, los 35 municipios fronterizos de México están ante la expectativa de convertirse en la fortaleza económica que requiere la región para, entonces sí, recibir con un soporte de bienestar a los compatriotas mexicanos que buscan mejores horizontes para ellos y sus familias.