Mexicali, B.C a 22 de enero del 2020.-Debido al proceso de homologación en las reglas del transporte público de los cinco municipios en el Estado, con motivo de las reformas aprobadas por el Congreso local, para que la regulación del transporte sea transferida a la autoridad estatal, la falta de revalidación de permisos o concesiones por el Sistema Municipal de Transporte Público (SIMUTRA), quedarán sin efecto en tanto se establecen los mecanismos de coordinación para la integración del Instituto que regulará la operatividad del transporte público de Baja California.

Lo anterior con motivo de lo previsto en el Artículo Sexto previsto en el Decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado el 27 de diciembre de 2019, que señala que los Ayuntamientos no podrán en ningún momento o bajo ninguna circunstancia expedir, modificar o suspender permisos o concesiones, así como otorgar autorizaciones provisionales que modifiquen en todo o en parte las personas y concesiones otorgados con antelación.

Sin embargo, todas las infracciones que se comentan violando las leyes de transito serán sancionadas bajo la ley vigente, que aplica la policía municipal y SIMUTRA. Cabe señalar que las multas en este sentido no cambiarán y tendrán que ser cumplidas en cuanto a su valor UMAS por parte de camiones de transporte urbano y sub urbano, taxis, así como unidades de plataformas digitales.

En ese sentido, en apego a dichas disposiciones, los gobiernos Estatal y Municipal, se coordinan para definir los periodos en los cuales se podrá aplicar la reglamentación de manera concreta a los concesionarios del transporte.

Con la finalidad de que el servicio de transporte público que se brinda a la ciudadanía, no se vea afectado durante este proceso, el XXIII Ayuntamiento de Mexicali, continuará atendiendo las inquietudes de los empresarios de este sector, así como las compañías que esperan regulaciones de plataformas digitales, sin embargo, el registro y operación corresponderá definir al Gobierno del Estado.

La autoridad municipal seguirá colaborando activamente durante el proceso de transición de esta responsabilidad al Gobierno Estatal, a través de la creación del Instituto de Movilidad y Transporte de Baja California, organismo que asumirá la responsabilidad de regular el transporte público en todas sus modalidades.