WASHINGTON.- Estados Unidos emitió nuevas sanciones relacionadas con Venezuela dirigidas a la esposa del presidente Nicolás Maduro, a su vicepresidenta y a su ministro de Defensa, según un comunicado divulgado este martes en el sitio web del Departamento del Tesoro.

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, están entre los seis individuos a los que apuntaron las sanciones, detalló el comunicado.

Tres entidades y una aeronave también están en la lista.

“El presidente Maduro confió en su círculo interno para mantener su control del poder, mientras su régimen sistemáticamente saquea lo que queda de la riqueza de Venezuela”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El Gobierno de Trump ha sumado constantemente sanciones contra el gobierno izquierdista de Maduro por la represión de la oposición, la corrupción generalizada y las políticas que colapsaron la economía.

Una hiperinflación de un 200 mil por ciento anual, así como la escasez de alimentos básicos y medicinas han llevado a la emigración masiva de venezolanos.

La primera dama, Cilia Flores, una abogada y exprocuradora general, también dirigió el Parlamento del país. Ella quedó expuesta internacionalmente en 2015 cuando dos de sus sobrinos fueron arrestados por conspirar para traficar cocaína hacia Estados Unidos.

Padrino, de 55 años, fue nombrado ministro de Defensa en 2014.

El Departamento del Tesoro dijo que Padrino ayudó a garantizar la lealtad de los militares al Gobierno de Maduro, mientras que Rodríguez lo ayudó a mantener el poder y a solidificar su régimen autoritario.

El Ministerio de Información venezolano no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Hace unos días, el secretario de Estados, Mike Pompeo, anunció que habría más sanciones para aumentar “el nivel de presión sobre los líderes venezolanos, que actúan directamente contra el mejor interés del pueblo venezolano”.

El gobierno del presidente Donald Trump ha incrementado con fuerza las sanciones contra los funcionarios de la administración de Maduro, a la que acusan de atentar contra la democracia al encarcelar a líderes opositores.