Por Jorge Morán

El adeudo con el magisterio del estado fue lo que provocó el incumplimiento de pago al resto de los organismos autónomos y dependencias de gobierno, al tener que utilizar recurso propio para solventar la nómina de los trabajadores de la educación, señaló el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

El mandatario estatal de Baja California comentó que desde principios del mes de agosto de 2018 se informó que las aportaciones extraordinarias federales ya no serían entregadas por la administración encabezada por el ex presidente Enrique Peña Nieto, recursos que ya se tenían considerados dentro del presupuesto estatal.

Derivado a ello, el Gobierno del Estado se vio en la necesidad de efectuar los pagos correspondientes a los maestros haciendo uso de sus propias finanzas y de créditos a corto plazo, lo que llevó a que no se contará con el recurso para pagar a organismos autónomos como el IEE, la UABC y la CEDH, así como a trabajadores gubernamentales.

“Al momento de no llegar esos recursos se nos abrió un boquete de 4 mil 217 millones de pesos más 950 millones de pesos para el cierre del ejercicio (…) Nunca llegó el recurso y yo tomé una decisión sé que muy responsable. Si en agosto o en septiembre no hubiéramos nosotros cumplido con los compromisos a educación hubiéramos tenido el problema que tuvimos en diciembre (refiriéndose a la suspensión de clases), en esos meses”, argumentó el titular del Poder Ejecutivo.

Considerando el abono de mil 300 millones de pesos que hiciera la federación el pasado 26 de diciembre para el rubro educativo, continua un faltante de por lo menos 2 mil 900 millones para regularizar las finanzas estatales.

Finalmente el Gobernador se defendió de las acusaciones de mala administración, desvió y hasta robo que se han reproducido principalmente a través de redes sociales, asegurando que se tratan de artificios políticos en el marco de las elecciones locales de este año, por lo que exhortó a la población a no dejarse engañar por ellos.

“Si hubiera faltado un peso ¿Ustedes creen que nos vuelven a mandar mil 300 millones de pesos al estado? Claro que no. Yo entiendo política, entiendo que cada quien quiere ‘jalar agua para su molino’, se vale, pero ya esto nos empieza a afectar como sociedad”, manifestó Vega de Lamadrid.