Por Eliott Valdez Montaño

Con el fin de obtener mayores ingresos, el Gobierno del Estado rematará vehículos oficiales utilizados por la anterior administración, así como terrenos que fueron desincorporados por el Congreso del Estado, informó Jesús Demián Núñez Camacho, Oficial Mayor de Gobierno.

Los remates de automóviles se llevarán a cabo los días 7 y 14 de diciembre en Tijuana, Ensenada y Mexicali. En el caso de la capital del Estado, se realizará en el estacionamiento del Centro de Ferias y Exposiciones (FEX).

La subasta será pública y exclusivamente para personas físicas; es decir, cualquier ciudadano que desee participar y ofrezca la cantidad más alta podrá llevarse la unidad. No se permitirá la participación de empresas o personas morales, dado que se busca que la actividad tenga finalidad social.

El funcionario estimó que de la subasta de terrenos se pudieran obtener alrededor de 700 millones de pesos, mientras que el remate automotriz pudiera generar ingresos entre 40 y 50 millones de pesos.

Se contempla que entre 500 y 600 automóviles sean rematados, ya que después de realizar una revisión al inventario, se decidió reducir el parque vehicular, restringiendo el uso de unidades oficiales a directivos, secretarios y subsecretarios.

Núñez Camacho comentó que entre los carros que se subastarán se encuentran camionetas blindadas que transportaron al exgobernador Francisco Vega de Lamadrid, dado que el mandatario estatal Jaime Bonilla Valdez se traslada en sus unidades particulares.