Los delegados del presidente Nicolás Maduro y de su rival Juan Guaidó tendrán su primer ‘cara a cara’ en Oslo la semana entrante, en el marco de la mediación Noruega, anunció el líder opositor.

Guaidó indicó en un comunicado que en esta ocasión sus delegados “conversarán tanto con el Gobierno de Noruega como con representantes del régimen” de Maduro, luego de que la semana pasada en Oslo las partes se reunieran con sus anfitriones pero sin contactos bilaterales.

El gobierno escandinavo había anunciado más temprano que la semana próxima volverían las delegaciones al país europeo.

Según detalló el opositor reconocido como presidente interino por medio centenar de países, sus representantes estarán encabezados por el vicepresidente del Parlamento, Stalin González, y el exdiputado Gerardo Blyde.

Guaidó indicó que aceptó la invitación de Noruega, pero dejó en claro que, como ya lo había dicho, cualquier negociación es la que “lleve al cese de la usurpación” de la presidencia por parte de Maduro, “transición y elecciones libres”.

“Aquí más nunca nos van a confundir con un falso diálogo”, había lanzado horas antes frente a centenares de seguidores en Carora, estado Lara.

Guaidó se ha mostrado cauto ante esta iniciativa, a sabiendas de la impopularidad del diálogo entre los opositores, decepcionados por cuatro intentos fallidos desde que llegó Maduro al poder en 2013.

El jefe parlamentario ha asegurado que hasta ahora no se ha producido ninguna “negociación”.

“Para evitar un uso engañoso que se pueda dar a este proceso y generar desconfianza, dividirnos y aliviar presión, informaremos oportunamente sobre los pasos que se den en esta instancia”, señaló Guaidó en el comunicado.

“No entraremos en procesos dilatorios que retrasen la libertad y solución al caos que padece nuestro país”, subrayó.

En Carora, Guaidó habló de múltiples frentes de combate: “Hemos hecho todo y vamos a insistir, porque hoy combinando todas las estrategias, todas las herramientas, es que vamos a lograr terminar de dar el paso definitivo”.

En tanto, la ministra del exterior de Noruega, Ine Eriksen Soreide, elogió a ambas partes por abrirse al diálogo.

Representantes de facciones políticas de Venezuela viajaron al país europeo a principio de mes para asistir a las conversaciones, pero se desconoce si continuarán interactuando para buscar un acuerdo.