Hablando de parásitos y traiciones

by linaresvillamild@gmail.com
0 comentario

Por Eliott Valdez Montaño

El próximo domingo 4 de junio se llevarán a cabo elecciones en los estados de México y Coahuila. En ambas jornadas se elegirán gobernador (en el caso del EdoMex será gobernadora). Sin embargo, en esta ocasión quiero centrarme en la entidad norteña.

Y es que las dirigencias de los partidos del Trabajo y Verde anunciaron que, con el fin de continuar el proyecto de transformación que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, declinan a favor del candidato de Morena al gobierno de Coahuila, Armando Guadiana Tijerina; situación que legalmente no les perjudica a sus abanderados, Ricardo Mejía Berdeja (del PT) y Lenin Pérez Rivera, del Verde (coaligado con un partido local), ya que ambos aparecen en las boletas electorales. Ya no se pueden hacer modificaciones.

Pero lo que hicieron el PT y el Partido Verde en Coahuila no es algo que debería sorprender. Ambos recibieron el llamado de atención del líder de Morena, o sea el presidente López Obrador y tuvieron que cuadrársele. Y claro, con Guadiana abajo en las encuestas, el oriundo de Macuspana les advirtió que o se alinean o se alinean si quieren seguir enquistados al partido guinda y seguir gozando privilegios en 2024.

Ya quedó atrás la famosa cláusula de “vida eterna” que como parte de la iniciativa de reforma electoral se revisaba en el Congreso y le permitiría a Morena darle oxígeno a través de votos a sus aliados para sostenerse, así que para evitar que el PT y el Verde se rasquen con sus propias uñas en 2024, los obligaron a doblar las manitas y declinar (insisto, sus dirigentes no los candidatos) a favor de Guadiana.

Del PT, ¿qué se puede hablar? 23 años aliado con diversos partidos para poder mantenerse con registro. Que ahora se vanagloria (o por lo menos así lo dicen acá) que ha sido el único partido que ha apoyado a Andrés Manuel López Obrador en todas sus campañas electorales (antes de que perteneciera al PRI), pero bueno, así lo hizo con el PAN en Chiapas apoyando a Pablo Salazar Mendiguchía; en Nayarit respaldando a Antonio Echevarría padre e hijo; en Puebla con Antonio Gali Fayad; en Tlaxcala con Héctor Ortiz Ortiz y Yucatán con Patricio Patrón Laviada; no digamos la gran cantidad de candidatos del PRI que fueron apoyados por el partido de la estrella amarilla. De verdad se sienten importantes por haber aportado 3 millones 396 mil votos de los más de 30 millones que obtuvo AMLO en 2018.

Y del Verde, pues… ya sabemos que alcanzó la gloria coaligándose con el PAN para llevar a la presidencia a Vicente Fox en 2000, y en el caso de BC a Eugenio Elorduy a la gubernatura un año después; pero poco les duró el gusto, ya que en 2006, 2012 y 2018 se fueron a los brazos del PRI y terminaron en 2019 vendiendo caro su amor a Morena.

No cabe duda que el sistema de partidos en México necesita cambiar. No puede ser posible que institutos que no han aportado nada a la política continúen con un registro que les permite gozar de prerrogativas provenientes de los recursos públicos. Formar un partido político es un negocio muy redituable en nuestro país, ya que al final, haya o no haya elecciones sus cuentas bancarias reciben cada mes millones de pesos pagados por usted y por mí.

Y para que terminen realizando acuerdos en los que pisotean su propia dignidad y la de las personas que ilusas creyeron en ellos y aceptaron ser sus candidatos.

A ver qué pasa el próximo año en Baja California. El (in)flamante Comisionado Político Nacional del PT, Jaime Bonilla Valdez y sus secuaces, como el caso de Marco Antonio Blásquez van con la idea de que en 2024 hay que ir solos, porque tienen el respaldo del pueblo. ¡Sí, claro! Pero si en Palacio Nacional les dicen que tendrán que negociar candidatura con Ismael Burgueño, César Castro e incluso con Marina del Pilar Ávila Olmeda, ¿qué van a hacer? Ojalá que, parafraseando al exgobernador, los neo-petistas no queden “con un huevo en la cara”.

You may also like

Sobre Nosotros

Promover una comunidad informada, critica, participativa, educada, colaborativa y empoderada, para que seamos responsables de nuestra propia calidad de vida asumiendo un rol activo en el acontecer público.

Newsletter

Últimas noticias

@2024 – Todos los derechos reservados.