WASHINGTON.- Donald Trump dijo ayer que se reunirá a finales de mes con el presidente ruso, Vladimir Putin, en la cumbre del G-20, en Japón.

“Me reuniré con Putin en el G-20”, confirmó Trump a periodistas en la Casa Blanca, en un momento en que Estados Unidos y Rusia están enfrentados por varios temas, desde la crisis en Venezuela, pasando por Siria y Ucrania.

Después le dirigió unas palabras a los reporteros con respecto a las suspicacias que generó su anterior encuentro con el presidente ruso, en medio de la investigación por la injerencia de Moscú en la campaña presidencial de EU, de 2016.

La última reunión bilateral formal entre ambos fue en Helsinki, en julio de 2018, y durante el encuentro los presidentes pidieron a los altos consejeros que los dejaran solos, una práctica muy inhabitual en la diplomacia.

“Probablemente sea más fácil que haya gente en la habitación porque no confían en nada”, dijo Trump.

Por otro lado, informó que evalúa enviar mil soldados a Polonia para reforzar la presencia militar en esa nación y reiteró su interés en abrir una base llamada “Fuerte Trump”, en la que sería la primera sede militar estadounidense en un país excomunista.

Explicó que los soldados que se enviarán a Polonia vendrán de Alemania, por lo que no se enviarán “tropas adicionales”, aunque precisó que la decisión no es “definitiva”.