Hilary, Irwing, Marina, Pilar

by linaresvillamild@gmail.com
0 comentario


Victor Martìnez Ceniceros

Los nombres de las tormentas tropicales no surgen por ocurrencias, ya están asignados por un lapso de seis años, hasta el 2028. A partir del 2029, el ciclo reinicia con los del 2023.

El siguiente nombre en la lista, dedicada a los eventos a ocurrir en el océano Pacífico oriental, es Irwing, luego Jova, Kenneth, Lidia, Max, Norma, Otis, Pilar, Ramón, Selma, así hasta llegar a Zelda, el número 21, la cantidad proyectada para esta temporada de huracanes, a finalizar junto con el mes de noviembre.

Si llegaran a ocurrir más tormentas de las presupuestadas, existe una lista complementaria, con nombres como Aidan, Carmelo, Daniella, Esteban, Flor, Gerardo, Jacinta, Luna, Marina, Nancy, Ovidio, Pia, Zoe (“Tropical cyclone naming history and retired names”).

Contando la actual, Hilary ha sido utilizado para once tormentas tropicales, de las cuales nueve, se consolidaron como huracanes. Hilary versión 2023, se formó en el mar de Centroamérica el 12 de agosto, cuatro días después ya se encontraba frente a la costa de Manzanillo, en Colima; para el 17, se le consideró formalmente como un huracán de rápida intensificación, con vientos sostenidos de 145 millas.

Para el sábado 19 de agosto, se debilitó de categoría 4 a 1, por lo cual de nuevo pasó a convertirse en tormenta tropical, la cual tocó tierra, en el municipio de San Quintín a la 1 de la tarde del domingo 20 de agosto.

Los huracanes se debilitan por varias causas, la primera es la temperatura del mar, por debajo de los 79 grados Fahrenheit, otra es, los cambios en la velocidad de los vientos, sin embargo, conocer en tiempo real esas modificaciones, es complicado, a pesar de que los modelos predictivos más comunes, se apoyan en supercomputadoras.

La inteligencia artificial ha comenzado a ser usada para un pronóstico climático más preciso. En proyectos por separado, científicos chinos desarrollaron los programas predictivos NowcastNet (“Skilful nowcasting of extreme precipitation with NowcastNet”) y PanguWeather (“Accurate medium range global weather forecasting with 3D neural networks”).

Ni el estado, ni el municipio cuentan, en la práctica, con una política de protección civil, una que sea vigilante de los sistemas de construcción, del mantenimiento constante de pluviales, de la comunicación de riesgos, con una campaña mediática permanente, por citar unos cuantos elementos. Vivimos a merced de la suerte y de lo poco que pueda hacer un grupo de funcionarios, reunidos en un salón, tomando decisiones, con los dedos en la puerta, al cuarto para la hora.

You may also like

Sobre Nosotros

Promover una comunidad informada, critica, participativa, educada, colaborativa y empoderada, para que seamos responsables de nuestra propia calidad de vida asumiendo un rol activo en el acontecer público.

Newsletter

Últimas noticias

@2024 – Todos los derechos reservados.