Por Jorge Morán

Una vez más el Gobierno del Estado no ha cumplido con los compromisos de pago establecidos con la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), cuyo adeudo esta por superar nuevamente los mil millones de pesos, reveló Daniel Octavio Valdez Delgadillo.

Tras anunciar un fortalecimiento en las estrategias de austeridad y ahorro de recursos, el Rector de la Máxima Casa de Estudios dio a conocer que pese al convenio firmado con las autoridades estatales el pasado mes de marzo, actualmente el recurso faltante alcanza los 988.5 millones de pesos.

Explicó que dicho acuerdo consistía en que la federación adelantaría un recurso de 600 millones de pesos para solventar una parte del adeudo que se tiene la institución educativa, sin embargo autoridades de la Subsecretaría de Educación Superior informaron que no se podría realizar dicho anticipo debido a que ya se habían agotado la cantidad de montos que se le pueden adelantar a una entidad federativa, específicamente el de Baja California.

“Esta situación nos sacó del convenio y me puse en contacto con el Gobernador (Francisco Vega), le pedí que por favor a la brevedad buscáramos alguna opción que le ayudara a la universidad a no entrar en un problema (…) Hace un compromiso de 55 millones el viernes 12 (de abril) y al siguiente viernes se suponía que iba a haber un deposito mucho más grande y éste ya no llegó”, precisó.

Es por ello que, además generar una mayor contención del gasto, Valdez Delgadillo indicó continuarán con sus labores universitarias pero en modo de protesta, colocando “deudometros” en cada una de sus facultades y edificios, los cuales consistirán en lonas que mostrarán el adeudo actual del estado hacia la UABC a fin de ejercer presión.

“El tema de las marchas, de sacar a la universidad en este momento me parece a mí muy complicado (…) Me parece que tiempo y el momento en que estamos ahorita no es el más adecuado, están los temas electorales, yo creo que habría quienes aprovecharían ésta situación y nosotros queremos mandar una señal clara de que nuestros temas son académicos”, declaró el Rector.

Afirmó que la situación se está volviendo insostenible, que hasta el momento se han sostenido tanto con recursos propios como con las cuotas habituales del Gobierno Federal y enfatizó que es el Estado el que no ha entregado sus aportaciones.

Estos términos ya han obligado a suspender programas, investigaciones y eventos de orden cultural, y de continuar podría también afectar la oferta educativa para los próximos semestres, no obstante Valdez Delgadillo aseguró que no llegarán a suspender las clases ni a incrementar las cuotas de inscripción a los alumnos.