Por Jorge Morán

La Sindicatura Municipal ha inhabilitado y sancionado económicamente a tres servidores públicos de la pasada administración, por incumplir con los procedimientos para el manejo recursos en el denominado caso Racota, informó Blanca Irene Villaseñor Pimienta.

La sindica procuradora detalló de los tres servidores públicos, dos fueron inhabilitados para ejercer cualquier cargo público en cualquier nivel de gobierno por un periodo de un año, mientras que el tercero por 6 meses.

Así mismo, a los dos primeros les fue impuesta además una responsabilidad económica, por lo que entre ambos deberán pagar un monto por encima de los 2.7 millones de pesos por el daño patrimonial realizado a las arcas del municipio.

Lo anterior como resultado de una auditoría realizada a la propia sindicatura durante el ejercicio de 2014, mientras tanto continúa el proceso de investigación sobre las cuentas públicas de 2015, por lo que pudieran salir a la luz nuevas responsabilidades, adelantó la síndica.

La funcionaria municipal se negó a dar a conocer los nombres de los servidores públicos que se encuentran bajo proceso legal a fin de no incurrir en alguna falta administrativa, no obstante confirmó que dos de ellos se desempeñaban en la Dirección de Seguridad Pública Municipal y el último a la tesorería del ayuntamiento.