El presidente Donald Trump advirtió a Irán contra una provocación militar y dijo que el país “sufrirá mucho” si estallan las hostilidades con Estados Unidos.

“Veremos qué pasa con Irán. Si hacen algo, será un error muy grave, si hacen algo”, dijo Trump a reporteros el lunes durante una reunión con el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, en la Casa Blanca.

“Estoy escuchando pequeñas historias sobre Irán”, agregó Trump. “Si hacen algo, sufrirán mucho”.

Arabia Saudita dijo que dos de sus petroleros fueron atacados el domingo mientras navegaban hacia el Golfo Pérsico. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos informó el domingo que cuatro barcos comerciales fueron atacados por un adversario desconocido.

La naturaleza precisa del incidente seguía sin estar clara. La agencia estatal Saudi Press lo describió como “un ataque de sabotaje”.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, describió el incidente marítimo como “preocupante y lamentable” y pidió esfuerzos para arrojar luz sobre lo que sucedió exactamente, informó el medio semioficial Tasnim News. Advirtió contra “los complots sediciosos extranjeros para alterar la seguridad y la estabilidad de la región”.

Las tensiones aumentan entre Estados Unidos e Irán después de que la administración Trump pusiera fin a principios de este mes a las excepciones a las sanciones estadounidenses sobre las ventas de petróleo iraní. La República Islámica ha amenazado con bloquear los envíos de petróleo a través del Estrecho de Ormuz y ha dicho que podría aumentar el enriquecimiento de uranio más allá de los límites permitidos en virtud del acuerdo nuclear de 2015 que Trump abandonó.

El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, dijo la semana pasada que un portaaviones y bombarderos serían desplegados en la región para contrarrestar amenazas iraníes no específicas.

Cuando se le preguntó qué debería preocupar a Irán, el presidente dijo: “puede imaginárselo. Ellos saben lo que quiero decir”.