Por Rubén Cortés

A sus 82 años, sin reflejos para el debate, autoritario, borracho de gloria y poder, Javier Jiménez Espriú caracteriza a nuestro nuevo gobierno. Ayer perdió dos hermosas oportunidades:

Una.- Para callarse la boca: contestó con “son cuentas alegres de un hombre triste” a tres argumentos técnicos de José Antonio Meade sobre las consecuencias de haber cancelado el NAIM.

Otra.– Para dejar de aparecer como el miembro más incapaz y torpe del gabinete y entablar un debate con el político mejor preparado de la oposición.

Meade tiene que aprovechar esta oportunidad para encabezar el ensamble de un debate político nacional, como líder de una oposición que ha preferido meter la cabeza bajo el ala ante el avasallante poder de los votos y de la lengua flamígera del nuevo gobierno.

Tiene que exigir a Jiménez Espriú un debate en medios (Joaquín López Dóriga ya ofreció sus espacios) y adelantar su regreso a la arena política pública, urgida de una figura sin partidos y de inteligencia brillante y esclarecedora.

La “enorme pérdida” -145 mMde USD- que el ex Candidato presidencial y Ex Secretario de HyCP, José Antonio Meade le asigna a la cancelación del NAIM, son “las cuentas alegres de un hombre triste”.

La anterior, fue (más de 72 horas después) la respuesta en Twitter del titular de SCT a tres tuits de Meade el jueves pasado:

1.- Un aeropuerto importa porque activa la economía. Cada pasajero gasta 415 dólares en promedio:

–184 en la industria de la aviación.

–231 en turismo y otros bienes y servicios locales.

Esto se repite 120 mil veces al día en el Aeropuerto de la CDMX, aporta 1.6 por ciento del PIB.

2.- La escala y conectividad del #NAICM atraería más pasajeros y elevaría el gasto promedio a 555 dólares:

–245 en la industria de la aviación.

–310 en turismo y otros bienes y servicios locales.

Esto se repetiría 342 mil veces al día en el #NAICM, aportando 6.0 por ciento del PIB.

3.- El costo de cancelar el #NAICM no lo compensa #SantaLucía ni la red aeroportuaria mexicana.

Expertos señalan que la pérdida de valor para MX beneficia a aeropuertos de EEUU y de América del Sur. ¿No prefieren que se generen empleos y actividad económica en México?

Por cierto Jiménez Espriú es el mismo que amenazó a la representante legal de un predio en Texcoco porque ésta lo echó del lugar por haber entrado sin permiso, y que dijo que Conagua, las siglas de la Comisión Nacional del Agua, se referían a “algo” que contenía agua.

Despistado, autoritario, ególatra, el titular de SCT caracteriza al nuevo gobierno. Y jamás le permitirán debatir con Meade. La paliza daría memes…

Para todo 2019.