Por Jorge Morán

Hasta por tres años más podría prolongarse el conflicto entre Genaro Díaz y Lázaro Mosqueda por la dirigencia del Sindicato de Burócratas en Mexicali en tanto se desenvuelven las fases del juicio laboral, según declaraciones de los abogados de ambas partes.

En punto de las 11:30 de la mañana de este jueves dio inicio la primera de tres audiencias ante el Tribunal de Arbitraje del Estado que se tienen contempladas para la resolución del juicio ordinario laboral interpuesto por Genaro Díaz Reynoso, con la cual se busca concluir finalmente la disputa que se ha desarrollado por más de un año por la dirigencia sindical.

“Es la audiencia inicial de este juicio, consiste en una fase de conciliación entre las partes, seguro no va a haber conciliación, luego viene la fase de demanda, que van a ratificar en la audiencia el escrito inicial de demanda y luego nos van a dar uso de la voz a la parte demandada, que somos nosotros, para que contestemos”. Detalló Luis Alfonso Vargas, representando legal de Lázaro Mosqueda.

Posteriormente, dependiendo de los acuerdos a los que se lleguen, podría solicitarse la declaración de una tercera parte, que en este caso sería el Comité Ejecutivo Estatal del sindicato. No obstante, en lo que se agotan todas las etapas procesales, el proceso podría durar hasta tres años.

“Los juicios aquí en el tribunal de arbitraje tardan en promedio de tres años, entonces puede durar de tres a cinco años, depende. Si nos amparamos en que el Tribunal de Arbitraje cumpla con los términos que marca la ley posiblemente se concluya antes”. Explicó Maribel Avilez, en representación de Díaz Reynoso.