La dinastía Fong

by linaresvillamild@gmail.com
0 comentario

La escritora Mónica Lourdes Avilés Sánchez en su libro “Tres Generaciones de Fotógrafos: Dinastía Fong” presenta a los artistas fotógrafos José Fong Chee Wi San, Roberto Fong Soto y Arturo Fong Guerra, quienes por muchos años se dedicaron a poner en imágenes la vida sociocultural de Mexicali.

Empezando por el patriarca don José Fong, nacido en la provincia de Guangdog, China, quien inicia sus estudios en Hong Kong. De espíritu aventurero, el joven Fong se embarca hacia Europa. En Inglaterra aprende el idioma inglés, después aprende francés y contando con su lengua, el cantonés, José empieza a impartir clases de idiomas.

A los 20 años emprende otro viaje ahora hacia San Francisco, Ca., y después a Ensenada, B.C. De ahí siguió su travesía hacia Guaymas, Sonora, luego a Cananea. Poco a poco José domina el idioma español. De regreso a Ensenada, José se desempeña como ayudante de cocina.

En 1914 José Fong Chee Wi San llegó a la pequeña ciudad de Mexicali. En La Chinesca trabaja en una barbería. En ese lugar instala un pequeño estudio fotográfico, su pasión por la fotografía había empezado.

Mónica Lourdes Avilés Sánchez, con su certero oficio narrativo no lleva de la mano por las experiencias de vida del Sr. Fong. Don José no solo hace retratos, también sale a las calles y capta el paisaje urbano, capta edificios, desfiles, personas trabajando, el tren, el Parque Héroes de Chapultepec, la Esc. Cuauhtémoc, la Aduana, carretas, automóviles, todo aquello que llamaba su atención merecía una fotografía bien tomada.

En el callejón de La Chinesca “Foto Murillo”, propiedad del Sr. Fong, se convierte en el estudio fotográfico por excelencia de Mexicali, una tradición que su hijo y nieto continuarán por muchos años.

Por las calles Altamirano y Morelos, “Foto Murillo” atendió a varias generaciones de cachanillas: Bodas, primeras comuniones, bautizos, quinceañeras, todo tipo de eventos eran captados por la cámara del clan Fong.

Como herederos de una tradición de trabajo y dedicación, Roberto, hijo de don José, continuó adelante con “Foto Murillo” y después su nieto Arturo Fong Guerra, mantuvo el prestigio de la Dinastía Fong hasta convertirse en un reconocido artista de la fotografía.

Un acierto de la narradora Mónica Lourdes es el haber recopilado testimonios de hijos, familiares y amigos de la extensa familia Fong, la cual a lo largo de los años forjó sólidas relaciones de amistad y solidaridad en Mexicali.

oscarher1955@yahoo.com

You may also like

Sobre Nosotros

Promover una comunidad informada, critica, participativa, educada, colaborativa y empoderada, para que seamos responsables de nuestra propia calidad de vida asumiendo un rol activo en el acontecer público.

Newsletter

Últimas noticias

@2024 – Todos los derechos reservados.