Campaña de Forestación para Mexicali

Entre los años 1965-1968 el Quinto Ayuntamiento de Mexicali presidido por don José María Rodríguez Mérida atendió un enorme problema de salud pública: una severa epidemia de rabia entre los caninos mexicalenses, desde el Ayuntamiento se emprendió una Campaña Antirrábica en coordinación con las autoridades de salud de los gobiernos estatal y federal siguiendo lineamientos internacionales.

Ante la incidencia de este brote epidémico en tierras cachanillas las autoridades locales crearon el Centro Antirrábico Municipal localizado en terrenos adyacentes al Panteón Municipal No. 1 (llamado hoy Panteón de Los Pioneros). Este edificio se construyó siguiendo las especificaciones de la Comisión Internacional Antirrábica, la Secretaría de Salubridad y los Servicios Coordinados de Salud Pública.

En el Centro Antirrábico se invirtieron 240 mil pesos integrándose con seis jaulas comunes, 48 jaulas individuales para observación, sala de sacrificio, oficinas y dormitorios para el personal de base, sala de autopsias, además de baños y sanitarios en una superficie de 340 metros cuadrados de construcción.

Este edificio se convirtió en centro de operaciones para la captura de perros callejeros, para su vacunación y esterilización, además el programa incluyó una campaña de concientización para los dueños de mascotas y su cuidado y atención permanentes.

Se adquirieron dos vehículos acondicionados como perreras para la captura de los animales callejeros, en esta población canina sin control era donde se presentaba la mayor incidencia de casos de rabia. Esta enfermedad llegó a afectar a las personas atacadas sobre todo durante las prolongadas temporadas veraniegas.

En las zonas rurales de Mexicali también se registraron algunos ataques de perros afectados por la terrible rabia.
El Quinto Ayuntamiento de Mexicali captó la urgente necesidad que se presentaba en la Delegación de Los Algodones, este poblado fronterizo requería una urgente obra de pavimentación para comunicar la Línea Internacional con la carretera Los Algodones-Mexicali. Con una inversión de quinientos mil pesos se pavimentaron 13,440 metros cuadrados, además se construyeron las guarniciones para proteger la pavimentación.

Para el Bosque de Mexicali se inició un programa de ampliación de las instalaciones de Juegos Infantiles, tomando en cuenta que el Bosque y Lago de la Ciudad era y es un área destinada al esparcimiento de las familias de escasos recursos económicos.

Al referido Bosque de la Ciudad se le construyeron servicios sanitarios con secciones separadas y sus respectivos accesos con banquetas y señalamientos.
Una labor realmente trascendental para nuestra comunidad cachanilla realizada por el Quinto Ayuntamiento fue la Campaña de Forestación la cual se coordinó con las autoridades estatales y federales. El Vivero de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de Hermosillo, Sonora, por gestiones ante la Secretaría del Patrimonio Nacional, envió quince mil árboles para su siembra inmediata en Mexicali, dos mil para Los Algodones y mil para San Felipe de Jesús.

La Campaña de Forestación para el Municipio de Mexicali fue de carácter permanente y consiguió crear una buena cantidad de áreas verdes para nuestra ciudad y la zona rural.

Archivo Histórico del Municipio de Mexicali. IMACUM.