Un pionero cachanilla: Carlos A. Rubio Parra

El Ing. Carlos Rubio Parra fue Presidente Municipal de Mexicali de 1962 a 1965, desde un principio su objetivo inmediato al conseguir tan honroso cargo como servidor público era mejorar las condiciones de vida de la mayor parte de la población mediante obras y servicios de urgente necesidad.

Tener una experiencia laboral bastante amplia en el Distrito de Riego del Río Colorado, en la Comisión Internacional de Límites y Aguas, así como en la Dirección de Obras Públicas del Gobierno del Estado, le permitió a CRP tener una visión clara de las necesidades apremiantes del Municipio de Mexicali, incluidos sus Valles Agrícolas y San Felipe de Jesús.

Al tomar posesión como Presidente del IV Ayuntamiento de Mexicali Carlos Rubio Parra atendió en primer lugar el enorme pasivo económico heredado por la administración anterior, el grave problema encontrado en la Hacienda Municipal no fue obstáculo para iniciar con la prestación de los servicios básicos como lo son: la seguridad pública, el servicio de limpia y recolección de basura, el alumbrado público, la pavimentación y mantenimiento de calles.

Para empezar la Cárcel local carecía de los recursos elementales para su funcionamiento, se tenía un adeudo considerable con la CFE, a los proveedores del Ayuntamiento se les debía pagar adeudos de varios años atrás. Con una Tesorería Municipal en bancarrota era imposible iniciar con los proyectos urgentes para la modernización de nuestra ciudad capital.

Con el apoyo urgente del Estado y la Federación el IV Ayuntamiento de Mexicali inicia con algunas obras de pavimentación y alumbrado público, con la introducción de agua potable y alcantarillado en el poblado de Los Algodones.

El Programa Nacional Fronterizo fue clave para crear la Calzada Adolfo López Mateos desde el cruce fronterizo en el Centro Histórico hasta la actual glorieta con la estatua de Vicente Guerrero.

Se logró concluir la famosa Casa de la Juventud en la Colonia Guajardo. Se inauguró la Planta de Agua Potable así como la Escuela Preparatoria de Mexicali, además se crearon varias escuelas secundarias y jardines de niños requeridos por el incesante crecimiento poblacional.

La Banda Municipal de Música a cargo del Profr. Guillermo Argote fue apoyada para realizar presentaciones en diversos lugares públicos de Mexicali, los valles agrícolas y el vecino Valle Imperial.

Quizá la obra trascendental del IV Ayuntamiento fue el Bosque y Lago de la Ciudad, aprovechando los excedentes del Río Nuevo y del Canal Wisteria se pudo dotar a nuestra ciudad de un espacio verde idóneo para la recreación de las familias cachanillas.

Para esta obra se consiguieron terrenos federales en los cuales se plantaron árboles, se instalaron juegos infantiles, se construyó un teatro al aire libre, una alberca, ramadas con mesas y asaderos, se colocaron bancas, se acondicionaron canales para alimentar el lago artificial como atractivo principal, todo esto para ofrecer a las familias cachanillas un espacio destinado a su esparcimiento, descanso y sana algarabía.

Mediante recursos aportados por distinguidos ciudadanos se compraron 7500 árboles para ser plantados en el Bosque de la Ciudad. El 12 de marzo de 1965 inicia la siembra de árboles de excelente calidad.

Las sucesivas administraciones municipales han mejorado en todos los aspectos a nuestro Bosque y Lago de la Ciudad.

Archivo Histórico del Municipio de Mexicali. IMACUM.