Por Rubén Cortés

¿A poco no es una joya de la estructura de gobernanza que ha montado la 4T? Se trata de los superdelegados de Palacio Nacional en los 32 estados de la República:

1.- Son procónsules de un gobierno que preconiza la austeridad, pero por lo menos nueve de ellos, continúan sin renunciar a sus demás “trabajos y percepciones” y superan los 108 mil pesos que fijó como tope de ingresos el Presidente de México.

2.- En los hechos, ejercen más poder que los gobernadores porque tienen línea directa con el presidente.

3.- Y, desde ya, son los candidatos a la gubernatura. Es decir: el próximo gobernador o gobernadora de cada uno de los 32 estados del país, ya ha sido designado a discreción por el presidente.

Pero el superdelegado cuarto bat es Carlos Lomelí, de Jalisco, quien para nada ha dejado su negocio farmacéutico Lomedic, ganando por eso 497 mil 845 pesos, una lana que enlista en “otras actividades”, mientras que como procónsul de Jalisco se lleva 89 mil 717 pesos.

Un negociazo para Lomelí. Tiene todo a lo que se pueda aspirar: cobertura impoluta, al bañarse en la purificadora de Morena; fuerza porque sólo tiene un jefe que es el hombre más poderoso del país; dinero diversificado por ser privado y público; futuro asegurado, pues será gobernador.

Y eso que la idea del presidente con los superdelegados era ahorrar cerca de 15 mil millones de pesos. Aunque si ello no resulta, pues qué importa. No olvidemos que la gran virtud del populismo como régimen político es que lo improvisa todo y luego de haber hecho algo, elabora una teoría.

Sin embargo, hay otros superdelegados a quienes la austeridad no ha tocado en su puerta. La reportera Laura Arana entró a la plataforma Declaranet, del gobierno, y constató todos los sueldos de los hombres del presidente en los estados, que van desde 73 mil hasta 131 mil 059 pesos.

Veamos lo que ganan entre sus actividades privadas y oficiales:

–Manuel Peraza (Nayarit), 248 mil 359 pesos.

–Hugo Eric Flores (Morelos), 147 mil pesos.

–Jorge Taddei (Sonora), 155 mil 611 pesos.

–José Ramón Gómez (Tamaulipas), 242 mil 278 pesos.

–Joaquín Díaz (Yucatán), 227 mil 155 pesos.

–Enrique Novelo (Durango), 142 mil 278 pesos.

–Reyes Flores (Coahuila), 142 mil pesos.

–Rafael Manuel Guevara de Ladrón Huerta (Veracruz), 131 mil 059 pesos.

–María Cristina Cruz (CDMX), gana 87 mil 155 pesos: ocho mil más que la Jefa de Gobierno.

Y, además, controlan todos los programas sociales y de desarrollo económico. También proponen los proyectos para sus entidades a los secretarios de Estado. Y sugieren los contratos y las licitaciones de obras y negocios con el gobierno.

¡Una maravilla!