Por Jorge Morán

El presidente nacional de COPARMEX, Gustavo de Hoyos Walther, calificó como inexistente a la denominada Zona Libre en la frontera norte de México, pues asegura que el decreto firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador no ofrece estímulos en materia aduanal que beneficien a los municipios de la franja con los resto del país.

De visita en la capital del estado, el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana afirmó estar de acuerdo con el programa de estímulos fiscales en la frontera, entre los que se incluyen la reducción del Impuesto Sobre la Renta (ISR) al 20% y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 8%.

No obstante, manifestó que con solo dichos estímulos la franja norte del país está lejos de poder ser considerada una verdadera Zona Libre, debido a que actualmente son los mismos costos de importación los que pagan en la Ciudad de México que en la aduana de Mexicali, ejemplificó.

“Hay que decirlo con claridad, no hay una sola disposición en materia aduanera que distinga a Baja California o cualquiera de los municipios que están en esta franja de 25 kilómetros al resto del país (…) Así es que hablar de una zona libre es una falacia, no existe”.

Con respecto al tema del combate al robo de combustible, comentó que el organismo empresarial siempre se ha expresado a favor de la decisión tomada por el presidente de la república, sin embargo el método con el que se ha llevado a cabo ha sido “un desastre”.

“El proceso de planeación y de la implementación de la estrategia ha sido francamente desastrosa, los funcionarios a cargo de la implementación no previeron los costos racionables, las contingencias lógicas que una medida de este tipo iba a ocasionar”, declaró el líder empresarial.

“Con la claridad de que apoyamos la decisión del presidente decimos que se tiene que repensar la estrategia porque no es posible que el daño grave que sufría el erario federal, ahora lo estén sufriendo los ciudadanos y las empresas”, concluyó.