Por Jorge Morán

Pese a que en México existen políticas públicas que promueven la equidad de género en el mundo de la política, las mujeres que se desarrollan en éste ámbito suelen ser las más “golpeadas” por la opinión pública y por sus propios partidos políticos, por aspectos relacionados meramente a su condición de mujer.

Lo anterior lo señaló la directora de Gente Diversa A.C., Rebeca Maltos Garza, quien expuso que si bien hoy en día la paridad de género ya se encuentra estipulado en la Constitución, continúa siendo un tema a reserva de los poderes o funcionarios en turno y que no ha superado las barreras culturales.

“Todavía culturalmente nos cuesta mucho trabajo, cuando las mujeres están avanzando, algunos de los hombres que están metidos en la política sienten, lo expresan, lo dicen que están perdiendo: “Me quitaron la candidatura” (…) Entonces a las mujeres que están en la política las ‘golpean’ más con base a los estereotipos de lo femenino en lugar de su capacidad”, precisó.

La violencia simbólica o política contra la mujer inicia desde los descalificativos y cuestionamientos basados solamente en su aspecto o en su género. No obstante, dentro de los partidos este tipo de violencia puede verse en prácticas como el incumplimiento de cuotas de paridad de género, oportunidades desiguales para candidaturas e inclusive en menores recursos para campañas.

Maltos Garza comentó que lamentablemente este tipo de acciones casi no son denunciados, sin embargo indicó que en lo que va del presente proceso electoral se han identificado siete casos de violencia política en el estado.

Con la finalidad de generar conciencia y buscar soluciones a este tipo de situaciones, este jueves se llevó a cabo el simposio denominado “Violencia Política por Razón de Género”, evento organizado por el Observatorio Electoral Ciudadano de Baja California que contó con la participación de mujeres de distintas instancias y órdenes de gobierno.

Durante el simposio se discutieron cuáles son los temas pendientes para alcanzar una verdadera equidad de género, se presentaron protocolos de actuación institucional para prevenir, denunciar y sancionar la violencia política contra la mujer, y se buscó generar una propuesta legislativa para tipificar este tipo de acciones.