TIJUANA, B.C., 16 de enero de 2020.- En el marco del festejo del 68 Aniversario de Baja California, realizado en esta ciudad, el gobernador Jaime Bonilla Valdez, hizo un enérgico llamado a cerrar el paso a la impunidad, a la corrupción y a las malas prácticas en el gobierno.

En su discurso de cierre del evento, realizado en el Foro de la Plaza 11 de julio, dijo que ha llegado el momento de cambiar el rumbo de nuestro Estado, “…no se trata de crecer únicamente, se trata de desarrollarnos, y esa es la misión de este gobierno, ha llegado la hora de que el gobierno esté más comprometido y atienda las necesidades de su gente…”.

Emocionado por la nutrida concurrencia que asistió a este memorable evento, se refirió el mandatario estatal a las 100 propuestas que hizo en campaña y que considera torales para devolver a Baja California su esperanza en un mejor futuro, en la productividad y el mejor nivel del PIB, la creación de empleos, la lucha contra la corrupción, abatimiento de la impunidad y el fortalecimiento de la justicia.

“Necesitamos unir fuerzas, entrar en comunión sociedad con gobierno; hago señalamientos públicos a quienes hacen y realizan malas prácticas, que abusan de los derechos de los ciudadanos y de sus necesidades, y ¿saben algo? lo seguiré haciendo, porque la corrupción representa un obstáculo enorme para el desarrollo económico y social de Baja California, y no se trata nada más que robaron dinero, sino que robaron el dinero de la gente más necesitada, de los más pobres, a los que segaron un futuro, por eso la actitud de este gobierno será recia en ese aspecto, y los señalamientos serán severos, hasta con el propio gobierno nuestro”, dijo.

HACE 68 AÑOS, EL PRESIDENTE VISIONARIO MIGUEL ALEMÁN, CONVIRTIÓ BAJA CALIFORNIA EN EL ESTADO 29

Durante los años de 1823 hasta 1952, Baja California fue un territorio sujeto a los poderes centrales de la República Mexicana; su organización política fue evolucionando a la medida de sus necesidades.

Fue hasta el 16 de enero de 1952, cuando se publicó el decreto expedido por el entonces presidente de México, Miguel Alemán Valdés, y aprobado por el Congreso de la Unión el 31 de diciembre del año anterior, el cual reformaba los artículos 43 y 45 constitucionales, mediante los cuales el Territorio Norte de la Baja California se integraba como el estado número 29 de la República Mexicana.

Este acontecimiento histórico tuvo eco en el Anfiteatro del Instituto de Cultura de Baja California (ICBC), elegido como sede para celebrar el 68 aniversario de Baja California, ante la presencia de alcaldes, legisladores, autoridades de seguridad y otras personalidades que han contribuido al desarrollo del estado.

En un emotivo evento el jefe del ejecutivo Estatal, se dirigió a la concurrencia con las frases de “La unión hace la fuerza“ y “El trabajo en equipo y en colaboración se hacen grandes cosas”.

Dijo que Baja California es tierra de oportunidades, por su ubicación geográfica que nos conecta con Estados Unidos de Norte América y el continente asiático. Dijo que el presidente de México, Miguel Alemán Valdés, fue un gran visionario y le apostó a nuestro Estado, como una futura entidad productiva.

El gobernador Bonilla Valdez resaltó las bondades y vocaciones de nuestro Estado, como Tijuana, la ciudad de industria de la electrónica que produce 14 millones de televisores, la industria automotriz y de electrodomésticos. El municipio de Tecate, al incorporarse como uno de los pueblos mágicos del país; Ensenada, por su ruta del vino, sus playas, la pesca y la “Bufadora”; la Rumorosa en Mexicali; los parques nacionales como el de 1957 y el observatorio en San Pedro Mártir y Playas de Rosarito por ser un gran atractivo turístico.

Se comprometió que Baja California, tendrá un crecimiento en los próximos años en su Producto interno Bruto (PIB), que será orgullo a nivel nacional. El mandatario Estatal, dijo “El gobierno que orgullosamente represento, lo llevaré con honestidad y justicia, dando los resultados que gente espera, crecer y desarrollarnos y que haya una comunión entre el Gobierno y la sociedad”.

“Quiero que este Gobierno, que fue despojado de su riqueza por otras administraciones, vuelva a resurgir, no solo con riqueza económica, sino riqueza en sabiduría y bondad, que caracteriza a todos los bajacalifornianos y ser ejemplo a las nuevas generaciones”, expresó el gobernador Jaime Bonilla Valdez.

Exhortó a las personas que recientemente se establecieron en este Estado, a tener un sentido de pertenencia, “…porque a Baja California, le va a ir muy bien, tendremos un mejor futuro y no les vamos a fallar, trabajando en equipo se hacen grandes cosas”, concluyó.

En entre las personalidades que acompañaron al gobernador, Jaime Bonilla Valdez, estuvieron, la alcaldesa del municipio de Tecate, Olga Zulema Adams Pereyra; Araceli Brown Figueredo, alcaldesa de Playas de Rosarito; presidente Municipal de Ensenada, Armando Ayala Robles; el comandante de la Segunda Coordinación Territorial de la Guardia Nacional en los estados de Baja California, Sonora y Baja California Sur, Edgar Segura Ruiz; Arturo González Cruz, presidente municipal de Tijuana; Marina del Pilar Ávila Olmeda, alcaldesa de Mexicali; el diputado local, Víctor Manuel Morán Hernández; el Magistrado Presidente del Poder Judicial. Salvador Juan Ortiz Morales; el deportista Carlos Cruz Delgado; David Piñera Ramírez, historiador y promotor cultural; Enrique Chiu, pintor y escultor; Chef Adriana Marina Montaño; Miguel González Calette, cónsul honorario de Dinamarca y el historiador y cronista, Mario Ortiz Villacorta.