Por Jorge Morán

Derivado a factores como la baja afluencia de visitantes y los días de suspensión por cuestiones de clima, los negocios que conforman las Fiestas del Sol han registrado pérdidas en sus ventas de hasta el 50% en comparación a años anteriores, reportaron locatarios de la feria.

El pasado 26 de septiembre dio inicio la edición 2018 de la que es por muchos considerado el evento más importante de la región, no obstante a menos de una semana de que esta concluya, los expositores han señalado que el número de asistentes ha sido por mucho menor que el que se presenció el año pasado, lo cual se ha visto reflejado en las bajas ventas que han tenido.

“Ha estado muy solo la verdad, ha habido nomas un viernes y un sábado muy buenos pero de ahí no ha habido días buenos, muy malos”. Expresó Ismael Díaz, encargado de Asadero SuKarne.

A grandes rasgos, los comerciantes coinciden en que una de las principales causas de esta situación ha sido la selección de artistas invitados, pues mientras unos señalan que no existe variedad en ellos y que los mismos se repiten año con año, otros argumentan que se consiguen grupos que no atraen al público.

“Traen artistas que realmente no jalan gente y quieren traer puros artistas caros al palenque, no hay variedad buena para la gente que si viene y gasta, que si consume en la feria”.

Así mismo, los horarios de las presentaciones en la Isla de las Estrellas han influido en la dinámica de las ventas, ya que estas se han realizado más temprano que en pasadas ediciones, afectando a los expositores que se mantienen abiertos hasta la 1:30 de la mañana.

“Se presentan digamos a las 10:00 y vienen siendo las 11:30, sale el grupo, y a la hora que sale el grupo de la Isla de las Estrellas la gente se retira, porque ya no hay más entretenimiento, y pues al momento de que el show se acaba temprano a nosotros nos mata”. Compartió Ramón Robles, encargado del local Hawaii Beach.

Esto preocupa a los comerciantes, quienes no han visto verdaderas ganancias en lo que va de la feria considerando que, además del costo de insumos, equipo y nóminas, algunos llegaron a pagar de 20 mil hasta 90 mil pesos de permiso para su espacio en la feria, dependiendo la ubicación y el tamaño.

“Esperemos sacar la inversión porque si no pues vamos a quedar tablas, lo cual ya es ganancia (…) Ahorita vamos con pérdidas porque empezamos con pérdidas pero esperemos en Dios que vamos a salir adelante”. Comentó Enrique Juárez, de Tortas Rosita.

“La verdad estamos en números rojos y esperamos que esta semana sea una semana buena porque si no vamos a salir mal”. Agregó Ismael, de SuKarne.

Al respecto el director del Patronato del FEX, Víctor Hugo Ramírez Briseño, afirmó no estar enterado de la situación que señalan los locatarios, atribuyendo la disminución de la afluencia a los días que la feria tuvo que cerrarse tras las lluvias del domingo 30 de septiembre y la alerta de la tormenta tropical “Rosa” a inicios de octubre.

“Obviamente tenemos un faltante de visitantes por los dos días que cerramos y el tema del clima que nos afectó considerablemente, pero la afluencia se está recuperando conforme a los días que han estado pasando y de igual manera por eso agregamos un día más a la feria para recuperar ese día que cerramos”.

Pese a ello, indicó que al momento el flujo de visitantes ha sido relativamente similar al comportamiento registrado en 2017, y que se están analizando estrategias a implementar para que el último fin de semana de las Fiestas del Sol 2018 tenga un mayor número de asistentes.