El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que realizará una inversión junto a la multinacional Huawei y otras empresas chinas y rusas para elevar la capacidad de las telecomunicaciones y establecer el sistema 4G en su país.

Sin ofrecer mayores detalles, Maduro indicó el jueves durante un acto con militares que ordenó hacer una “inversión inmediata” con la firma china y otras compañías para superar las dificultades que Venezuela enfrenta desde hace varios años por el deterioro en los sistemas de comunicación, que analistas atribuyen al atraso en la infraestructura tecnológica.

Maduro mantiene estrechas relaciones políticas y comerciales con Rusia y China que se han convertido, junto con Cuba, en sus más estrechos aliados en medio de la compleja crisis económica y social.

El anuncio del mandatario venezolano se da en medio de las tensiones comerciales generadas luego de que el gobierno de Donald Trump prohibiera a las empresas estadounidenses utilizar dispositivos elaborados por compañías que puedan suponer un riesgo para la seguridad nacional, entre ellas Huawei.

Ante ese anuncio, compañías como Google, Panasonic y Microsoft le han ‘cerrado las puertas’ al gigante chino.