WASHINGTON.- El número de inmigrantes detenidos en la frontera sur de Estados Unidos superó los 100 mil por segundo mes consecutivo, en momentos en que las autoridades federales lidian con un creciente volumen de familias centroamericanas que llegan al país.

De acuerdo con cifras del Departamento de Seguridad Nacional, 109 mil 144 inmigrantes fueron aprehendidos en abril, incluyendo más de 58 mil familias y ocho mil 800 menores de edad no acompañados por adultos.

La jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, les dijo a senadores el miércoles que las cifras de aprehensiones se habían disparado y que ella tuvo que sacar a agentes de otras tareas para cuidar a niños. Mientras hablaba, se mostraron detrás de ella imágenes de agentes fronterizos con niños pequeños en los brazos.

Dijo que desviar recursos no va a resolver la crisis. Indicó que le preocupa que drogas y otro contrabando esté entrando por la reasignación de recursos hacia el cuidado de niños.

El pasado 6 de mayo, se dio a conocer el borrador de un plan en donde se planteaba permitir el ingreso de 30 mil trabajadores temporales extranjeros para hacer labores estacionales hasta finales de septiembre.

Los detalles del plan estaban en un borrador obtenido por The Associated Press, y señalaba que beneficiaría a las compañías que desbullan ostras, pescaderías, madereras y hoteles de temporada, incluido el club “Mar-a-Lago” propiedad de Trump, todos los cuales contratan inmigrantes para trabajos estacionales que, según activistas, los estadounidenses no harían.