Los periódicos de Estados Unidos están contraatacando al presidente Donald Trump con una serie coordinada de editoriales en los que condenan sus ataques contra la prensa y sus insinuaciones de que los reporteros son el enemigo.

The Boston Globe invitó a periódicos de todo el país a defender a la prensa con publicando editoriales este jueves. Varios comenzaron a aparecer en línea un día antes. Esta mañana casi 350 organizaciones noticiosas participan en la iniciativa que inunda las redes sociales con el #EnemyOfNone (enemigos de nadie) para promocionar los textos.

Así lo escribieron los diarios:
The Boston Globe:
“La libertad de prensa es esencial para asegurar la libertad’, escribió John Adams. Durante más de dos siglos, este principio fundacional norteamericano ha protegido a los periodistas en el país y ha servido de modelo para otras naciones libres. Hoy está seriamente amenazado. Y envía la señal alarmante a los déspotas, desde Ankara hasta Moscú, Pekín o Bagdad, de que los periodistas pueden ser tratados como un enemigo interior”.

The New York Times:
“Insistir en que las noticias que no te gustan son noticias falsas es peligroso para la vitalidad de la democracia. Y llamar a los periodistas ‘enemigos del pueblo’ es peligroso, sin más”.

El Dallas Morning News:
El gran diario conservador de Texas, se expresó así: “Si el presidente ve información errónea, tiene el derecho y el deber de denunciarlo y mostrar los datos. No vamos a fingir que todas las historias que han aparecido en todos los medios que cubren al presidente han sido impecables. Pero tampoco vamos a fingir que no está en juego aquí una cuestión más amplia, que afecta a la libertad de la prensa de cuestionar las cosas y que afecta a los verdaderos fundamentos de nuestra República”.

El Post-Dispatch de San Luis:
Puso de título a su editorial: “los patriotas más auténticos”.

The Chicago Sun-Times
Dijo creer que la mayoría de los estadounidenses saben que Trump está diciendo tonterías.

El Observer de Fayetteville de Carolina del Norte:
Indicó que espera que el mandatario cese sus ataques, “pero no creemos que ocurra”.

“Más bien, esperamos que todos los que apoyan al presidente se den cuenta de lo que está haciendo: manipular la realidad para obtener lo que quiere”.

The Elizabethtown Advocate, de Pensilvania
Recurrió a la historia para defender sus argumentos. Por ejemplo, comparó a la prensa libre en Estados Unidos con los derechos prometidos, pero que no se hicieron realidad en la desaparecida Unión Soviética.

The New York Times agregó una petición
“Si no lo ha hecho ya, por favor suscríbase a sus periódicos locales”, afirmó el Times, cuya sección de opinión también resumió otras editoriales en todo el país. “Elógielos cuando crea que han hecho un buen trabajo y critíquelos cuando piense que podrían mejorar. Estamos todos juntos en esto”.

Esa última opinión hizo que algunos periodistas se sintieran incómodos.

The Wall Street Journal no se sumó, pero opinó:
Dijo que no participaría en la iniciativa, hizo notar en una columna de James Freeman que el esfuerzo del Globe es contradictorio con la independencia que las juntas editoriales dicen pretender. Freeman argumentó que Trump tiene el mismo derecho a la libre expresión que los medios de comunicación que se oponen a él.

La respuesta de Trump
Trump volvió al ataque a través de su medio preferido, Twitter:

“No hay nada que quisiera más para nuestro país que la verdadera libertad de prensa. El hecho es que la prensa es libre de escribir y decir lo que quiera, pero mucho de lo que dice son noticias falsas, empujando una agenda política o simplemente tratando de herir a la gente. ¡ la honestidad gana!”